Consejos para tener una vivienda más sostenible


Es indudable que el tema de la sostenibilidad se encuentra sobre el tapete. Cada vez se suman más colectivos que abogan porque todos pongamos de nuestra parte para conseguir disminuir los efectos del Cambio Climático, y aunque esto pueda parecer un poco abstracto, o que no hay nada que nosotros como individuos podamos hacer para luchar contra esto que nos afecta a todos, la verdad es que sí que hay medidas que podemos implementar en nuestras vidas y en nuestro entorno para poner nuestro granito de arena.

El Cambio climático es una realidad y vemos sus efectos todos los días en las noticias. Si te preguntas qué puedes hacer para contribuir a su disminución, en este post te daremos algunas medidas que puedes implementar en tu vivienda que lograrán reducir tu huella ecológica.

Desde el punto de vista del ahorro de energía puedes:

  • Colocar paneles fotovoltaicos para generar electricidad. Los paneles fotovoltaicos pueden, en determinadas zonas, aportar hasta casi el 100% de la energía necesaria para una vivienda. El gran problema que plantean actualmente los paneles fotovoltaicos es que resultan muy caros y el periodo de amortización es muy largo.
  • Paneles solares para generar agua caliente sanitaria. Los paneles solares para calentar agua son una opción muy interesante para ahorrar energía. Suponen que casi el 80% del agua caliente (porcentaje que variará en base al tipo de consumo) se abastezca por medio de este sistema.
  • Cambiar el sistema de iluminación. Uno de los gastos más importantes dentro de un hogar es la partida que corresponde a la electricidad y dentro de ella, la iluminación. Actualmente el sistema de iluminación más eficiente y rentable es la iluminación mediante bombillas de Led.
  • Instalar calderas eficientes. La caldera para agua caliente y calefacción es uno de los aparatos que más energía consume dentro de una vivienda. Existen muchos tipos de caldera en función al tipo de combustible que utilizan. A nivel doméstico en un piso o casa pequeña, lo más interesante actualmente es instalar calderas de condensación.

Desde el punto de vista de los residuos y el aprovechamiento de los elementos, comienza por practicar las 3R:

  • Reducirel consumo de productos de un solo uso y de aquellos que generan residuos innecesarios o no reutilizables, como los envases plásticos de un solo uso.
  • Reusar todos aquellos objetos que te permitan darle una nueva utilidad sin necesidad de ningún tratamiento, como por ejemplo los botes de vidrio o las bolsas de plástico.
  • Reciclarque aunque no es un proceso que solamos hacer en casa, podemos contribuir al comprar productos en envases reciclables, además de separar los residuos correctamente antes de tirarlos.

Además puedes implementar algunas de las siguientes medidas:

  • En vez de comprar fertilizantes para el jardín, puedes aprovechar tus propios desechos orgánicos para hacer compost.
  • Si todavía no clasificas los desechos, es el momento de comenzar a hacerlo, cómprate distintas papeleras para cada tipo de material y utiliza los contenedores públicos adecuados para cada uno.
  • Si vives en una vivienda unifamiliar, puedes construir un aljibe para recuperar el agua de lluvia y reutilizarla para regar el jardín o mantener un pequeño estanque que ayude a regular la temperatura en verano, incluso, podrías hacer una instalación que aproveche el agua de lluvia para utilizarse en aparatos sanitarios como urinarios, lavadoras o lavavajillas, aunque en este caso necesitarás un sistema de depuración de aguas grises.

Como podrás ver, algunas de las medidas son bastante sencillas y nada novedosas, sin embargo pueden causar un gran impacto positivo. Estos son sólo algunos de los consejos que te podemos dar para convertir tu casa en un lugar más sostenible, la verdad es que poco a poco y con poco dinero puedes ir transformando tu forma de vida, para adaptarla a un mundo más sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

Actualizado el