Cerraduras para puertas acorazadas

puertas acorazadas


Puede que estés pensando en reforzar la seguridad de tu vivienda con una puerta acorazada o que, aunque ya la tengas, quieras aumentar su seguridad con una nueva cerradura.

Si éste es tu caso, tienes que saber que existen varios tipos de cerraduras para puertas acorazadas y que, aunque lo parezca, tener una puerta acorazada pero una cerradura poco segura hace que todo lo bueno de una puerta acorazada desaparezca.

Puerta acorazada

Que tu vivienda posea una puerta acorazada es el primer paso de cara a conseguir la mayor seguridad en tu hogar. Sin embargo, tener una puerta acorazada cuya cerradura sea simple y tradicional no sirve para mucho ya que, forzando la cerradura, se podrá entrar en la vivienda, independientemente del tipo de cerradura que tengas.

Los expertos y cerrajeros profesionales recomiendan que lo mejor en vistas a conseguir una protección plena, es contar con ambos elementos a la vez, la puerta acorazada y una cerradura de máxima seguridad. Poseer una sola hace que la seguridad no sea plena, puesto que son elementos que se complementan.

Lo que se busca con unas cerradura de máxima seguridad para puertas acorazadas es protección, tranquilidad, calidad, e innovación. En el mercado actual existen cerraduras y puertas acorazadas que cumplen con estos cuatro requisitos. Si bien podemos echarle un vistazo al mercado por nosotros mismos, lo más recomendable es dejarnos asesorar por un profesional que nos aconseje qué puerta acorazada es mejor y qué cerradura debemos instalar en ella.

Lo bueno de tener una gran variedad de marcas y modelos en el mercado es que tendremos calidad y precio de todo tipo. Si bien es lógico que no se puede adquirir un producto de alta seguridad por un precio irrisorio, o por lo mismo que costaría una tradicional.

Tipos de cerradura para puertas acorazadas

Cerradura doble

Esta cerradura cuenta con cuatro bulones, y con dos llaves. La llave principal es la encargada de cerrar la puerta en su totalidad mientras que la secundaria bloquea el funcionamiento de la llave principal, consiguiendo una seguridad total. Este tipo de cerradura cuenta con dos posibilidades, cilindro simple o cilindro doble, que aumentan aún más la protección.

Cerradura de Borjas

Es una cerradura con un mecanismo como el de las cajas fuertes, con protección de una chapa de acero que impide que se pueda taladrar, por lo que dota a la puerta de una gran seguridad. Existen diferentes tipos y complementos que varían el grado de seguridad. Si bien pueden ser instaladas por gente no profesional, lo mejor es que lo haga un cerrajero.

Cerradura anti-pánico

Este sistema permite abrir y cerrar la puerta desde el interior, sin necesidad de utilizar la llave.

Cerradura eléctrica

Existen de dos tipos diferentes, de Borjas, o de cilindro. Este tipo de cerradura se suele usar en los locales comerciales, ya que posee la peculiaridad de poder conectarse a un interruptor que nos permite abrir la puerta con un sistema a distancia desde el interior, estando cerrada únicamente con el resbalón.

Cerradura electrónica

Si innovación además de protección, este es el mejor tipo que podamos usar. Es un tipo de cerradura que cuenta con tecnología avanzada para que nuestra vivienda sea más cómoda y segura. Es una cerradura inteligente que nos permite abrir, cerrar, o incluso programar la apertura de la puerta mediante un control remoto o cualquier otro dispositivo domótico que queramos.

Actualizado el