Bombas de agua eficientes para ahorrar agua y energía

bombas agua

Sorprende a muchos descubrir el enorme papel que pueden desempeñar las bombas de agua eficientes para reducir significativamente el consumo de energía y conservar nuestro recurso natural más preciado: el agua.

La población mundial continúa creciendo a un ritmo imparable y se prevé que aumente en 1.200 millones en poco más de 15 años. Junto con las enormes clases medias que emergen de las regiones en desarrollo y el aumento de la urbanización, nos enfrentamos a demandas sin precedentes tanto de energía como de agua.

Satisfacer estas demandas será imposible sin bombas de agua porque, además de ser cruciales para asegurar el agua para las poblaciones en crecimiento, también proporcionan una solución inmediata para reducir el uso excesivo de energía y conservar el agua.

Reducir el consumo de energía significa desperdiciar menos agua

El papel de las bombas de agua en la lucha contra el cambio climático puede vincularse directamente con el ahorro de energía y la conservación del agua. Las bombas representan el 10% del consumo total de energía eléctrica del mundo y hasta el 90% de ellas son ineficientes.

Y, dado que se requiere agua para producir energía, es lógico pensar que si cada bomba ineficiente se cambiara a una bomba eficiente en energía, el mundo podría ahorrar alrededor del 4% de su consumo de energía eléctrica y la increíble cantidad de 2 mil millones de m3 de agua dulce.

Eso es aproximadamente ocho veces el consumo anual de agua de Dinamarca.

Datos sobre bombas y sostenibilidad

El 90% de todas las bombas de agua que se encuentran en funcionamiento hoy en día, lo hacen de manera ineficiente

Si cambiamos a bombas de agua de eficiencia energética, ahorraríamos el equivalente del consumo de energía residencial de mil millones de personas.

Menos del 1% del agua dulce del mundo está realmente disponible para el consumo doméstico. El 90% del agua dulce del mundo se utiliza para la agricultura y la industria.

Por ello, es evidente que hacer una rápida transición hacia bombas de agua más eficientes es una necesidad global. Ahorrar energía significa también ahorrar agua y ambos sumados nos ayudarán a tener un medio ambiente más saludable y a conservar un recurso natural escaso, como es el agua.

Ahorrar agua

En general, las bombas representan una cantidad considerable de consumo de energía. Por ejemplo, en Europa, puede representar hasta el 15% de la factura de electricidad del hogar.

La mayoría de las bombas domésticas son ineficientes. Están en funcionamiento continuamente a toda velocidad, desperdiciando agua, energía y dinero.

La instalación de bombas de eficiencia energética en cada hogar no solo proporcionaría agua para cubrir las necesidades diarias de todo el hogar, sino que, lo que es más importante, ofrecería reducciones significativas en el consumo de agua y energía en todo el mundo.

Las bombas de agua eficientes nos ayudarán en el futuro a ahorrar una gran cantidad de agua y de electricidad. Consiguiendo así que el consumo en los núcleos urbanizados sea mucho más sostenible.

Actualizado el