Ayudas existentes para la instalación de puntos de recarga

Subenciones coches eléctricos

 

 

Una de las mayores causas del aumento de la compra de coches eléctricos es la cantidad de ayudas que existen, tanto para la compra del vehículo como para la instalación de un punto de recarga.

 

 

También existen una serie de beneficios fiscales que te pueden interesar si estás pensando en comprarte un vehículo eléctrico. Veamos todo lo que necesitas saber sobre todas estas ayudas.

Ayudas para la compra de vehículos eléctricos

En cuanto a la adquisición de un tipo de vehículo eléctrico, la primera ayuda que encontramos se destina a la compra del vehículo. Se trata del plan MOVES (Antiguo plan Movea). Este plan marca la concesión de ayudas para la compra de vehículos, siendo de hasta 700 € para la adquisición de motos eléctricas, 5.000 € para vehículos ligeros eléctricos e híbridos y 15.000 € para camiones y autobuses.

Además, los diferentes concesionario deben hacer una rebaja adicional de mil euros para coches eléctricos.

Este plan, pese a ser una ayuda estatal bajo la supervisión del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), es controlada por cada Comunidad Autónoma, por lo que se debe estar atento a los plazos y condiciones de cada Comunidad en especial.

Ayudas para la instalación de puntos de recarga para vehículos eléctricos

Uno de los mayores problemas de un coche eléctrico es su autonomía y el hecho de que aún no haya muchos puntos de recarga públicos (que además son más caros).

Por ello, para completar la compra de un coche eléctrico es muy importante poder instalar un punto de recarga, ya sea en un garaje privado o comunitario. La cuantía de la subvención para la instalación de este tipo de puntos depende de la autonomía del vehículo para el que se va a instalar el punto.

En el caso de las empresas, se ha aprobado el Real Decreto 1053/2014 según el cual, todas las edificaciones de nueva construcción, así como las empresas, estarán obligadas a instalar al menos un punto de recarga en sus instalaciones por cada 40 plazas de aparcamiento.

De forma específica existe el Plan Movalt Infraestructuras, que consiste en una ayuda para la instalación de sistemas de recarga. Esta ayuda varía en función de para quién sea la ayuda, quedando de tal manera:

  • Entidad pública que no realice actividad comercial o mercantil y PYMES: 60%
  • El resto de empresas y las personas físicas: 40%

Lo malo de esta ayuda es que no es compatible con otras ayudas del Estado, la CCAA o el Ayuntamiento, pero sí con alguna europea.

Ayudas para la instalación de puntos de recarga para vehículos eléctricos

Estos dos tipos de ayuda son las más importantes puesto que tanto la compra como la instalación de un punto de recarga son muy costosas.

Sin embargo, existen otras ayudas menores en temas fiscales que no vienen nada mal.

Impuesto de matriculación

Estos vehículos, al ser cero emisiones, no paga el impuesto de matriculación. Este impuesto se calcular en función de las emisiones de dióxido de carbono que, en este caso, es cero.

Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM)

En este caso, un vehículo eléctrico puede llegar a pagar una cuarta parte, dependiendo del tipo de vehículo. Es necesario preguntar en el Ayuntamiento cuánto debemos pagar.

Impuesto sobre el valor añadido

La compra de un coche siempre tiene incluida el pago del IVA. Si bien hasta ahora se sigue pagan el IVA normal, existen propuestas firmes para que esto se rebaje a un 10%.

Actualizado el