Asfaltado del garaje

El asfaltado del garaje de una comunidad de propietarios es una de las obras más costosas y que más problemas puede causar, si no se hace correctamente.

Cuando una comunidad de propietarios garaje tiene el pavimento muy dañado, con muchos baches, agujeros, etc. se plantea como solución realizar un nuevo pavimento por medio de asfalto.

Repintado de los límites de las plazas

Lógicamente, en estos casos implica tener que repintar los límites de las plazas. Y aquí es donde se suele producir uno de los primeros puntos conflictivos.

Como sabemos, las dimensiones de las plazas de garajes con una cierta antigüedad no son muy generosas, producto del tamaño de los vehículos cuando se construyeron.

Las fricciones ocurren en estos casos al efectuar el repintado de las plazas una vez concluido el asfaltado del garaje.

Las variaciones de las dimensiones en algún centímetro pueden desencadenar auténticos problemas entre los propietarios de las plazas implicadas.

Vehículos fuera del garaje

Otro de los puntos conflictivos es la necesidad de que los vehículos estén fuera del garaje durante el tiempo de ejecución de los trabajos de asfaltado del pavimento y que no suele ser corto.

Muchos propietarios plantean que, al tener el vehículo fuera del garaje, les supone tener que alquilar una plaza en otro garaje por lo que la comunidad debería asumir este coste económico.

Hay que destacar que la comunidad de propietarios no tiene ninguna obligación de aceptar esta propuesta, aunque se puede acordar en reunión.

Pasos a seguir para el asfaltado del garaje

Veamos cuales serían los pasos correctos que se deberían realizar para el asfaltado del garaje de una comunidad de propietarios:

  1. Todos los vehículos deberán estar fuera del garaje durante la ejecución de los trabajos.
  2. Por ello, se debe planificar la ejecución de los trabajos en agosto, a ser posible. El motivo es que se trata del mes vacacional por excelencia en este país, lo que implica que habrá un menor número de vehículos en el garaje y, por lo tanto, se causarán menos molestias a los usuarios.
  3. Es muy importante disponer de los planos originales del garaje con la distribución y dimensiones de las plazas.
  4. En caso contrario, se deberá hacer lo siguiente:
    • Una vez no haya vehículos en el garaje y antes de iniciar los trabajos de asfaltado, la empresa encargada debe realizar unas marcas o fitas de las dimensiones exactas de cada plaza.
    • Dichas marcas no podrán borrarse o anularse durante el asfaltado, ya que permitirán repintar las dimensiones de las plazas de forma correcta una vez concluidos los trabajos.
  5. Intentar realizar los trabajos en el menor tiempo que sea posible para causar las mínimas molestias a los usuarios.
  6. Los vehículos solo podrán volver al garaje una vez concluidos los trabajos de forma total con el asfalto totalmente seco y las plazas repintadas.
  7. Es muy importante que los propietarios se aseguren que el repintado de las dimensiones de sus plazas ha sido correcto y tal y como estaba con anterioridad a los trabajos de asfaltado.

Como vemos, no es muy complicado el asfaltado de un garaje de una comunidad de propietarios si se sigue el protocolo de ejecución adecuado y de forma escrupulosa.

El resultado final es muy notorio y supone una mejora notable del garaje, suponiendo un aumento del valor económico de las plazas.

En Finques Chicote administramos muchas comunidades de propietarios garaje y estamos acostumbrados a gestionar los trabajos de asfaltado del pavimento cuando así lo deciden los vecinos.

Actualizado el