La Arquitectura y las casas bioclimáticas


Está claro que nos encontramos en mitad de una revolución… climática. El cambio climático y todos los problemas que han derivado de ello han hecho, por fín, que se tomen medidas extremas acerca de la sostenibilidad y la reducción de la contaminación; y muchas de esas medidas se están tomando en el tema de los inmuebles y su construcción.

La obligación a instalar placas solares en nuevos edificios, a tener una mínima eficiencia energética o reducir al máximo la huella ambiental son algunas de las normativas más novedosas en este mundo. Y, gracias a todo esto, ha nacido un nuevo tipo de Arquitectura y de construcción de viviendas, denominadas casa bioclimáticas.

La Arquitectura bioclimática

Este tipo de Arquitectura en el diseño de edificios basados en el máximo aprovechamiento de los recursos naturales. De esta forma, las casa bioclimáticas aprovechan la energía de la naturaleza para aclimatar la casa en la época de frío y proteger al máximo el interior cuando hace calor.

Para que una casa se considere bioclimática,durante su diseño y construcción se ha tenido que tener en cuenta las condiciones climáticas y se deben aprovechar los recursos naturales disponibles. De esta forma se reduce el efecto de dicho inmueble en el medio ambiente y se reduce el consumo energético.

También tiene impacto en la salubridad del inmueble, mediante la mejora del confort térmico, el control del nivel de dióxido de carbono dentro de la vivienda, una mejor iluminación y el uso de materiales de construcción no tóxicos avalados por declaraciones ambientales.

Una vivienda bioclimática puede conseguir un gran ahorro e inclusollegar a ser completamente autosuficiente. Aunque el coste de construcción puede ser más alto que el de una vivienda normal, el ahorro que conllevan desde el principio de su vida útil hace que sean rentable a corto o medio plazo.

Este tipo de viviendas no sólo son beneficiosas por el ahorro energético (y por tanto monetario) que suponen, sino porque emiten menos gases de efecto invernadero, además de una eliminación del consumo de combustibles fósiles.

Este gran ahorro del que hablamos proviene, no sólo de la reducción del consumo energético, sino del uso, para el poco consumo que tengan, de energías renovables.

Materiales de las viviendas bioclimáticas

En cuanto a los materiales usados en este tipo de viviendas, se pueden usar dos grandes tipos:

  • Naturales: debido a los principios de este tipo de Arquitectura, son lo más utilizados. Entre ellos encontramos materiales como el bambú, la madera, la tierra, la piedra...
  • Procesados: no se usan mucho pero, en caso de usarse, siempre serán materiales lo más sostenible posible, como el poliestireno, un gran aislante térmico.

Otra de las medidas que se usan en estas viviendas es el uso de plantas, ya que, si se colocan bien, protegen del frío en invierno y dan sombra en verano. También sirven de pantalla contra el ruido y controlan la erosión.

Características de las viviendas bioclimáticas

  • Ventilación correcta y aislamiento de los muros, destinado a la máxima eficiencia en mantenimiento de la temperatura.
  • Integración de fuentes de energías renovables, para no consumir energía de la red ni hacer uso de combustibles fósiles.
  • Orientación de la construcción, para aprovechar al máximo las horas de luz.
  • Usar el máximo posible de materiales naturales y provenientes de la región.
  • Reciclaje de recursos
  • Color de techos y paredes: Los colores claros reflejan la luz y los oscuros la absorben (y por ende, el calor). Un tejado claro, en relación a uno oscuro, reduce la absorción de calor en un 50%.
  • Protección contra el calor de los edificios, mediante técnicas aplicadas a la envolvente externa del edificio.
  • Uso de energía solar para la calefacción en la temporada de invierno y para la iluminación diurna a lo largo del año.
  • Protección de los edificios del sol de verano.
  • Eliminación del calor que se acumula en verano y su paso al entorno circundante mediante medios naturales (sistemas y técnicas de enfriamiento pasivo), como el free cooling, principalmente durante la noche.
  • Adecuada calidad del aire interior y circulación de aire dentro de los espacios, almacenamiento de calor y almacenamiento de frío en las paredes.
  • Mejora del microclima existente alrededor de los edificios a través del diseño bioclimático de los espacios exteriores y, en general, del entorno construido, respetando todos los principios anteriores.
Actualizado el