5 consejos para ahorrar en calefacción sin pasar frío

Calefacción

La factura de la luz suele subir mucho en invierno cuando queremos estar bien calientes en casa, por eso aquí tienes nuestros 5 consejos para ahorrar en calefacción pero sin pasar frío, algunos requieren de una pequeña inversión, pero otros los puedes poner en práctica ahora mismo.

Ahorrar en calefacción, temperatura adecuada

El primero de los consejos es muy sencillo, pon una temperatura en tu sistema de calefacción que sea sensata, no quieras subir la estancia hasta temperaturas elevadas, como por ejemplo 25 grados o más, eso aumentará el consumo de manera innecesaria.

Durante el día pon 20 grados de temperatura, es una temperatura bastante sensata, por supuesto con ella deberás ir por casa con un jersey, pero es una temperatura que ya es agradable, nada de poner temperaturas para ir en manga corta.

Durante la noche pon 17 o 18 grados, no te hacen falta más, ya que puedes dormir bien tapado con mantas y eso compensa la falta de temperatura exterior, además, si pones tu sistema de calefacción a mayor temperatura, entonces dormirás mal, pasarás calor y te levantarás sudado.

Ahorrar en calefacción, aísla tu casa

Invierte en poner ventanas aislantes en tu hogar, es lo mejor que puedes hacer para ahorrar en calefacción, ya que esto hará que el calor no se escape de tu casa para salir hacia fuera. Por supuesto esto también ayuda en verano a ahorrar aire acondicionado.

Lo mejor es poner cristal doble con cámara de aire aislante, esto combinado con marcos de aluminio pero con aislamiento térmico, sin duda vale la pena hacer esta inversión, que además puedes ir haciendo poco a poco.

Otra forma de aislar la casa de manera muy sencilla, consiste en pegar tiras aislantes en los marcos de tus ventanas, sobretodo si son antiguas, existen huecos en las ventanas que dejan entrar corrientes de aire frío hacia tu casa, con unas simples tiras aislantes es suficiente para cortar este aire.


Ahorrar en calefacción, pon cortinas y alfombras

Esta es otra forma barata de aislar tu casa, cuantas más cortinas y alfombras pongas mucho mejor, ya que la mayoría de temperatura se pierde o bien por las ventanas o bien por el suelo.

En este caso las cortinas y alfombras actúan de aislante térmico, haciendo que el calor generado se quede en la habitación, en lugar de disiparse y perderse, cosa que provoca que tu sistema de calefacción deba trabajar más de lo debido.

Existen infinidad de telas para alfombra que actúan de aislante térmico, pero incluso cualquier alfombra que tengas por casa te puede servir, ya que venden aislantes térmicos especiales para poner debajo de las alfombras y aprovechar así para ahorrar en calefacción.

Ahorrar en calefacción, tecnología eficiente

Si puedes evita usar radiadores de bajo consumo, porque es el sistema de calefacción que más gasta con diferencia, gastan tanto como energía calórica son capaces de generar, la palabra “bajo consumo” en este caso es más bien sólo un tema de marketing.

Las bombas de calor de los aires acondicionados son más eficientes, gastan mucho menos que un radiador, eso sí, cuanto más frío hace fuera más ineficientes se vuelve, cuando en el exterior hace 5 grados o menos empiezan a gastar bastante, hasta los 5 grados sí que consiguen generar calor con bajo consumo eléctrico.

Sin duda las calderas de agua por gas o gasóleo consumen poco, este es uno de los sistemas más eficientes de calefacción, aunque tienes que invertir bastante dinero para realizar su instalación.

Las estufas de pellet también son un sistema de calefacción eficiente, tanto como las calderas de agua, además su precio de instalación es más barato que poner radiadores con caldera. Por si fuera poco son muy ecológicas, ya que apenas provocan humo y el pellet se obtiene de restos de madera. Para nosotros es la mejor opción de todas.


Ahorrar en calefacción, conecta a Internet

Conectar el sistema de calefacción a Internet es una gran idea para ahorrar, la solución consiste en poder apagar y encender la calefacción desde el móvil, porque así lo puedes poner en marcha justo antes de necesitarlo.

Por ejemplo, puedes encender la calefacción antes de salir del trabajo, para que al llegar la sala ya esté caliente. Así no te hace falta dejarla en marcha, ya que aunque la dejes a una temperatura baja, sigue consumiendo energía eléctrica igual.

Hay sistemas para conectar cualquier calefacción a Internet, desde termostatos wifi inteligentes, pasando por adaptadores de infrarrojos hacia Internet, hasta enchufes wifi inteligentes.

Con un enchufe wifi inteligente puedes conectar cualquier radiador de bajo consumo a Internet, ya que este enchufe se puede encender o apagar a voluntad desde el móvil, por lo que podrás controlar cualquier cosa eléctrica que le conectes.

¿Conoces otras formas de ahorrar en calefacción? No dudes en dejar tus comentarios, para así ayudar a otros lectores como tú a ahorrar en la factura, eso sí, siempre sin la necesidad de pasar frío.

Actualizado el