Tipos de placas solares, qué elegir según tus necesidades

GrupoSIA

Cada vez tenemos más claro que el futuro de la energía pasa por la transición hacia energías limpias, y dentro del abanico de sistemas que tenemos a nuestra disposición, la instalación de placas solares podría considerarse la más común y accesible para cualquier tipo de usuario.

Una vez hemos tomado la decisión de instalar paneles solares en nuestra vivienda o empresa, es recomendable recopilar previamente toda la información respecto a su funcionamiento, requisitos básicos, distintas opciones disponibles de energía solar, etc, así podremos ajustar nuestras necesidades reales con el tipo de instalación de energía solar adecuada. Y por supuesto, no nos olvidemos de la importancia de seleccionar una empresa instaladora que ofrezca profesionalidad y garantías.

En esta ocasión vamos a explicar los distintos tipos de paneles solares y para qué sirve cada uno de ellos.

Es normal que a simple vista nos parezcan todos los paneles solares iguales, pero nada más lejos de la realidad, ya que según el uso que le vayamos a dar, encontramos tres tipos de paneles solares claramente diferenciados:

  1. Paneles solares fotovoltaicos.
  2. Paneles solares térmicos.
  3. Paneles solares híbridos (que combinan ambas funcionalidades, fotovoltaico y térmico).

Cada uno de estos tipos de placas solares tienen a su vez sus propias variantes. ¡No te preocupes! Es más sencillo de lo que parece, además a continuación te las explicamos detalladamente.

A.Paneles solares fotovoltaicos.

Este tipo de placa solar se utiliza para generar corriente eléctrica a partir de la energía solar, lo que te permite producir tu propia energía y ahorrar en tu consumo eléctrico.

Los paneles cuentan con células fotovoltaicas, que en función de la cantidad por panel variará el tamaño de este. Antiguamente se trabajaba con placas de 60 o 72 células, pero gracias al avance tecnológico, actualmente las más comunes y de mejor rendimiento son las placas de 144 células con un tamaño aproximado de 2m x 1m y una capacidad de producción mínima de 450W.

Placa solar de silicio monocristalino o de silicio policristalino ¿Cuál es mejor?

Según su tecnología, distinguimos principalmente entre 2 tipos de paneles. Estas son sus principales características:

  • Paneles de silicio monocristalino: su proceso de calentamiento es más lento, pero son más eficientes. Ideales para climas fríos con tendencias a tormentas o niebla, aunque dada su mayor eficacia suelen ser los más usados en cualquier tipo de instalación.
  • Paneles de silicio policristalino: tienen menor eficiencia a pesar de que su proceso de calentamiento más rápido. Al absorber el calor con mayor velocidad le afecta menos el sobrecalentamiento, de ahí que sean aptos para climas cálidos.
  • La estética también se aplica a los paneles solares.

    Los paneles solares más habituales son totalmente opacos, ya que la parte posterior suele ir contra la cubierta y por lo tanto no es necesaria una estética sofisticada.

    En los casos de pérgolas solares, puede ser una buena opción el recurrir a paneles translucidos, que permiten que traspase algo de luz a través del panel y su parte trasera ofrece una estética atractiva; o incluso se puede optar por paneles bifaciales, los cuales captan la energía solar tanto en su superficie principal como en su cara trasera.

    Pérgolas solares
    Pérgolas solares

    B.Paneles solares térmicos.

    Estos paneles o colectores solares calientan el agua que circula por su interior y sirven para el agua caliente sanitaria, climatización de piscinas o calefacción.

    Podemos encontrar de 2 tipos:

    • Colectores planos: de aspecto similar a las placas solares fotovoltaicas.
    • Panel de tubos al vacío: donde el rendimiento es mayor gracias a que la superficie de los tubos capta la radiación solar incluso con ángulos de 45º. Por el contrario, el coste es sensiblemente más alto debido a la complejidad de su tecnología.

    C.Paneles solares híbridos.

    Como su nombre indica, estos paneles son capaces de combinar la producción de energía con el calentamiento de agua.

    Una vez más, la innovación y el avance tecnológico ha hecho que este tipo de placas solares hayan evolucionado y ya nos encontremos con paneles de segunda generación. Sin duda una buena alternativa para aquellas ubicaciones donde el espacio sea reducido, ya que consiguen reunión dos paneles en uno.

    Ahora ya tienes más claro los tipos de placas solares que puedes encontrar en el mercado y sus principales usos. Podríamos decir que estás un poco más cerca para lanzarte hacia un futuro más sostenible.

Actualizado el