La importancia de la conservación del medio ambiente

medio ambiente

Con el paso del tiempo, la búsqueda de nuevas fuentes económicas se ha multiplicado y las investigaciones y proyectos se han expandido a nuevos horizontes y mercados. De entre ellas, una de las actividades económicas más importantes en el mundo es la extracción de combustibles, siendo uno de ellos el gas natural.

En Perú, uno de los más trascendentales megaproyectos económicos viene de la mano del descubrimiento y posterior comienzo de operaciones de extracción del mega yacimiento de gas natural Camisea. Se trata de una planta ejemplar a nivel internacional, gracias a sus logros en ingeniería, logística e infraestructura. Por ello, todas las operaciones se realizan cuidando rigurosamente la sociedad y el ambiente que rodea a la planta, una necesidad muy importante dado que el yacimiento se encuentra en una zona amazónica virgen.

La conservación del medio ambiente no solo es una obligación de la planta de Camisea, sino también un deber a nivel mundial. Dado el avance descontrolado del calentamiento global y la erosión de áreas naturales, las empresas a nivel mundial necesitan tomar acción para que el desarrollo económico sea sostenible a largo tiempo y no una amenaza para el medio ambiente.

A continuación, presentaremos cuatro razones por las que la conservación del medio ambiente es un deber de todos y cómo el megaproyecto de Camisea está actuando para cuidar de su entorno natural.

La conservación del medio ambiente significa preservar culturas

Toda actividad económica tiene un impacto en el ambiente que la rodea, tanto en sus recursos naturales, sus especies, como también en sus sociedades. En el caso de la Amazonía, existen diversas culturas humanas ligadas estrechamente a su ecosistema. No solo es parte fundamental de su idiosincrasia, sino también de su supervivencia, porque es este espacio natural el que les provee de todo lo que necesitan para vivir y prolongar su cultura.

Para evitar dañar la supervivencia de estas sociedades, las empresas deben comprometerse a realizar operaciones sostenibles que no dañen el entorno de las personas. Además, las ganancias obtenidas tienen que regresar como inversión para el desarrollo de dichas comunidades, tanto en iniciativas que integren a los pobladores en la cadena productiva de la empresa como en programas de crecimiento personal y social a nivel colectivo.

Así, encontramos el programa Somos Sostenibles de Pluspetrol, una iniciativa que busca el desarrollo de las comunidades dentro del área de operaciones de las plantas de Camisea. A través de ella, se han podido realizar programas de educación, de emprendimiento y de desarrollo sostenible en poblados de la costa y la selva peruana. Una de las más importantes es el Programa de Electrificación y Energía para las comunidades nativas del Bajo Urubamba, como las poblaciones Yine y Matsigenka.

La conservación de la naturaleza es una obligación mundial

No es ninguna sorpresa que las mayores catástrofes naturales de la actualidad sean debido al cambio climático y a la poca acción de los países por ponerle un freno a este problema.

Son desastres que ocurren a nivel mundial y que se expanden y afectan a países enteros. Incendios forestales más largos y devastadores, contaminación de cuerpos de agua vitales para la sociedad, derretimiento de casquetes polares y permafrost que afectan la vida animal y ponen en peligro a naciones debajo del nivel del mar. Se tiene que hacer frente a estos problemas y, para ello, los países se suscriben a acuerdos y convenios internacionales que impulsen la conservación del medio ambiente.

Así, tenemos tratados como el Convenio de Minamata, el Acuerdo de París, el Protocolo de Nagoya y el Acuerdo de Escazú, cuyo cumplimiento es vital para mitigar los daños causados por el calentamiento global, conservar los espacios y reservas naturales y realizar actividades económicas sostenibles para revertir una situación cada vez más amenazante.

La conservación del medio ambiente equivale a la conservación de especies

Para Camisea, la conservación de las especies es una de los principales objetivos de su labor, pues forman parte de las riquezas naturales únicas del Perú. Solo en la Amazonía, se han registrado un aproximado de 40,000 especies de vegetales y un estimado de 4727 especies de animales, entre anfibios, aves, mamíferos y reptiles, sin contar un número muy elevado de insectos y otros animales invertebrados.

Debido a la caza furtiva de animales, la trata ilegal de especies, la tala y la extracción informal de recursos naturales, muchas de estas especies se encuentran en constante peligro. Por eso, tanto el Estado como las empresas con actividades económicas en territorios naturales deben tomar acción inmediata para proteger a un ecosistema lleno de especies sin par en el mundo entero.

Para contribuir a la conservación de especies de la Amazonía, Camisea lleva a cabo el Programa de Monitoreo de la Biodiversidad. Con esta iniciativa, se realiza un seguimiento ordenado y científico de la gran biodiversidad ubicada en el área de influencia de Camisea, con el único objetivo de detectar y prevenir cualquier impacto negativo en la Amazonía.

La conservación del medio ambiente es clave para la economía mundial

La naturaleza es la base de muchísimas actividades económicas en el mundo. La extracción de recursos naturales y fósiles son vitales para sociedades enteras, desde la importación y exportación, como la producción y refinamiento de aquellas materias primas. Por eso, realizar estas actividades de manera sostenible y controlada es la clave para extender el aprovechamiento de estos recursos y para no devastar aquello que rodea y entrega estos materiales en primer lugar.

Y así como la naturaleza es nuestra principal fuente de recursos primordiales, también es una de las principales razones por las que existe el turismo. Y es que la conservación del medio ambiente también implica proteger y poner en valor miles de reservas y espacios ecológicos que puedan generar riquezas para un país a través del turismo.

Desde parques nacionales hasta reservas naturales, Perú está lleno de espacios protegidos que admiten el ingreso de visitantes nacionales y extranjeros, quienes viajan desde muchísimos lugares para poder conocer sus paisajes, sus recursos y las especies que habitan en dichos ecosistemas.

Por eso, la realización de actividades económicas no puede poner en peligro la naturaleza, porque sería atacar directamente la fuente de vida de millones de personas del Perú y el mundo. Tanto la empresa como el Estado deben trabajar por la puesta en valor y protección de espacios ecológicos protegidos, para que la sociedad pueda ganar y desarrollarse correctamente. Porque la conservación del medio ambiente es una tarea de todos.

Actualizado el