¡Únete!

¡Inscríbete gratis y recibe las mejores ofertas a través de "Territorio Ahorro"!

¡Suscríbete!

Qué es el mantenimiento industrial

thdzd

El mantenimiento industrial es una actividad fundamental y necesaria para conseguir un buen funcionamiento de cualquier empresa del ámbito industrial. En el proceso de mantenimiento industrial se incluyen los trabajos de reparación y revisión necesarios para garantizar el correcto funcionamiento de los equipos alargando su vida útil y el buen estado de conservación del sistema productivo.

Tipos de mantenimiento industrial que existen

Si queremos garantizar el mantenimiento industrial de nuestra empresa es importante contar con una visión a largo plazo. Eso significa planearlo con antelación teniendo las características de la industria. Empresas como Gaherma pueden ayudarte con el mantenimiento de instalaciones y mecánico eléctrico, además de dar soporte en la asistencia y puesta en marcha.

El mantenimiento industrial al ser un proceso con una visión a largo plazo, lo podemos clasificar en 3 tipos diferentes:

  • Mantenimiento preventivo: se caracteriza por estar enfocado a la prevención de fallos en equipos e instalaciones con el objetivo de reducir riesgos.
  • Mantenimiento correctivo: se encarga de corregir cualquier defecto que se presente en un equipo o instalación solo cuando se ha detectado el problema o avería.
  • Mantenimiento predictivo: se caracteriza por ser el tipo de mantenimiento más técnico y avanzado. Requiere de formación específica, conocimientos analíticos y necesita de equipos especializados.

Beneficios que aporta a las empresas el mantenimiento industrial

Muchas empresas del sector industrial consideran el mantenimiento un proceso secundario y totalmente prescindible. Sin embargo, los problemas y el mal funcionamiento de los equipos pueden romper el ciclo de producción de la empresa y repercutir en su productividad y rentabilidad.

Invertir en el mantenimiento industrial puede ser muy beneficioso para tu empresa a largo plazo ya que:

  • Reduces y evitas accidentes laborales aumentando así la seguridad para las personas que intervienen en el proceso productivo.
  • Reduces y evitas las pérdidas por paradas de la producción. Además de permitirte conservar los bienes de equipo en buenas condiciones.
  • Cuentas con una documentación y seguimientos de los mantenimientos necesarios para cada equipo. Además de aumentar la vida útil de tus equipos.
  • Impides que surjan daños irreparables en tus instalaciones industriales
  • Reduces costes
  • Mejoras la calidad de tu actividad industrial.
Actualizado el