Climatización: adecúa tus espacios a ti

climatizacion

La climatización es el proceso utilizado para crear y mantener determinadas condiciones de temperatura, humedad relativa y pureza del aire en los espacios interiores. Este proceso se aplica normalmente para mantener un nivel de confort personal.

El proceso de climatización también se utiliza en aplicaciones industriales para asegurar el correcto funcionamiento de equipos o maquinaria que necesitan operar en condiciones ambientales específicas o, alternativamente, para poder llevar a cabo ciertos procesos industriales, como la soldadura, que producen cantidades considerables de calor que necesitan ser eliminadas de alguna manera.

Conoce la bioclimatización. Un sistema de climatización debe ser eficaz independientemente de las condiciones climáticas exteriores e implica el control de cuatro variables fundamentales: temperatura, humedad, movimiento y calidad del aire.

La distinción entre aplicaciones industriales y de confort personal no siempre es clara. La climatización industrial suele requerir una mayor precisión en el control de la temperatura y la humedad. Algunas aplicaciones también exigen un alto grado de filtración y eliminación de contaminantes.

En cambio, la climatización de confort, además de tener que satisfacer los requisitos personales de temperatura y humedad, implica también otros campos como el diseño arquitectónico, la previsión meteorológica, el consumo de energía y las emisiones sonoras para recrear las condiciones ideales para el bienestar psicofisiológico humano.

¿Cómo funciona el proceso de climatización a través de un aire acondicionado?

El aire acondicionado de un sistema central de calefacción y refrigeración proporciona aire frío a través de los conductos del interior del lugar donde se desee, mediante un proceso que extrae el aire caliente del interior, eliminando su calor.

En un sistema dividido, el compresor condensa y hace circular el refrigerante a través de la unidad exterior, cambiándolo de gas a líquido. A continuación, el líquido es impulsado a través de la bobina del evaporador interior o del compartimento de refrigeración. El ventilador de la unidad interior hace circular el aire interior para que pase por las aletas del evaporador.

Las aletas metálicas del evaporador intercambian la energía térmica con el aire que lo rodea. Allí, el refrigerante pasa de líquido a vapor, eliminando el calor del aire circundante. A medida que se elimina el calor del aire, este se enfría y se introduce de nuevo en el espacio donde se encuentre.

Desde ese punto, el condensador o la unidad exterior vuelven a convertir el vapor refrigerante en líquido, eliminando el calor. Cuando el líquido sale de nuevo del evaporador, es un gas frío a baja presión, que vuelve al condensador para comenzar de nuevo su viaje. Este proceso continúa una y otra vez hasta que el espacio alcanza la temperatura de refrigeración deseada según lo programado y detectado por el ajuste de su termostato.

¿Por qué es importante la climatización?

Si lo que buscas es climatizar tu hogar, esto te dará una inmensa sensación de confort en tu casa evitando las temperaturas no deseadas y haciendo de tu hogar un espacio donde realmente quieres estar.

Sin embargo la climatización también es usada de una forma muy importante en el sistema de salud, y es que los quirófanos deben estar perfectamente climatizados al momento de hacer alguna cirugía, ya que si no se cumple este requisito se corre el riesgo de que se infecte la herida y surjan diferentes bacterias.

Si te interesa este tema quieres saber más sobre la climatización y todo su proceso, no dejes de visitar: https://climnatur.com/

Actualizado el