Recomendaciones para reformar tu baño

bathroom

En los últimos tiempos disponer de entornos en el hogar adaptados a las necesidades funcionales de todo tipo de personas, niños, adultos y ancianos, con o sin limitaciones en la actividad o discapacidades se está convirtiendo en una prioridad y en estancias de nuestro hogar como el cuarto de baño aún más.

Se trata de maximizar la utilidad de los entornos y su éxito en un baño accesible se inicia con la identificación de los usuarios potenciales y anticipar las necesidades de todos los miembros de la familia y los visitantes que vayan a utilizar ese baño.

Una de esas últimas tendencias de diseño consiste en la creación de amplios cuartos de baño que incorporan una serie de medidas, como la adaptabilidad, la seguridad, la eficiencia y la flexibilidad de uso.

Para lograr tales características a continuación se enumeran varias recomendaciones a seguir si se tienen personas minusválidas o con problemas de movilidad reducida en casa:

  • La puerta del baño debe ser corredera o que abra siempre hacia afuera, para evitar que, en caso de que se sufra alguna caída al interior del baño, impida su apertura.
  • El suelo debe de ser de algún material antideslizante, y se debe dejar un espacio libre de al menos 150cm de diámetro, que permita que una silla de ruedas gire 360º.
  • El lavamanos no debe tener pedestal ni mobiliario inferior que impida la aproximación de una silla de ruedas hasta su borde. Es conveniente que la grifería sea del tipo palanca, presión o algún otro sistema que no necesite girar la muñeca para su funcionamiento.
  • El WC debe estar a una altura de 50cm desde el nivel del suelo. Es fundamental la existencia de una barra de apoyo (resistente y de material antideslizante) que permita la transferencia desde la silla de ruedas hacia el WC.
  • La ducha resulta más práctica y cómoda que la bañera. Estará a ras del suelo, con un plato antideslizante y no tendrá bordes que impidan el acercamiento de una silla de ruedas. Basta con una pequeña pendiente hacia el desagüe para evitar que el agua se escurra por el resto del baño. Deben instalarse barras de apoyo en sentido horizontal y en sentido vertical. La ducha ha de incorporar un asiento, fijo y abatible o movible. La grifería de ducha debe ser de tipo teléfono ya que resulta más cómoda y fácil de manipular.

Por otro lado, al eliminar las barreras arquitectónicas que supone una bañera también se evitan accidentes domésticos, como caídas y resbalones que se suelen producir al entrar y salir de ella. Una reforma exprés como el cambio de bañera por ducha es la mejor opción.

Todo el mundo valora tener un cuarto de baño bien diseñado que sea seguro, espacioso, relajante y fácil de usar, por lo que merece la pena plantearse cuáles de estas medidas son las más convenientes para nuestros seres queridos y así hacerles la vida más fácil.

Actualizado el