Ventiladores industriales HVLS de SmartFan, ahorro y eficiencia energética

Smartfan

Los ventiladores industriales HVLS de Smart Fan, usados conjuntamente en lugares donde existan sistemas de climatización, van a conseguir un gran ahorro de costes de consumo energético, ya que los sistemas de climatización por sí mismos conllevan un elevado coste energético para solucionar problemas de estratificación y mejora del confort térmico.

La estratificación térmica es un fenómeno por el cual la temperatura del aire de una nave no se mantiene uniforme ni homogénea, sino que se observa la superposición de diferentes capas de temperatura desde el suelo hasta el techo. Esto es una consecuencia natural del aumento de temperatura en un espacio interior.

La densidad del aire es inversamente proporcional a su temperatura. El aire caliente tiene menor densidad que el aire frío, por lo que este tiende a elevarse y acumularse en techos, mientras que el aire frío, con mayor densidad que el aire caliente, se acumula en lugares cercanos al suelo.

La variación de temperatura por cada metro de altura puede variar desde 0,5°C a 1°C. Este es un grave problema de la climatización tradicional, que sólo lo aborda desde el planteamiento de subida de potencia de los equipos necesarios en una instalación, y una distribución mayor del aire acondicionado. Esta manera de solucionar el problema además no supone una verdadera solución a la estratificación del aire, sino que simplemente intenta conseguir el confort de trabajadores, clientes y usuarios con un mayor volumen de aire a la instalación, con el coste tanto de inversión como de consumo que ello supone.

Hay estudios que demuestran que el aumento de un grado mediante la climatización tradicional supone un aumento de un 8% de consumo.

Con todo ello, podemos considerar, que la estratificación del aire es uno de los problemas más importantes para conseguir el bienestar térmico de trabajadores y usuarios sin que ello suponga una importante merma en la eficiencia energética de las instalaciones.

Al combinar los ventiladores HVLS con los sistemas de climatización y debido al gran caudal de aire que mueven estos ventiladores, se conseguirá homogeneizar la temperatura del aire en todo el volumen de las estancias.

Dependiendo de la época del año, los ventiladores HVLS funcionarán de diferente modo:

  • En verano, durante los meses más calurosos, los dos sistemas funcionarán de manera conjunta. Los ventiladores HVLS funcionarán en modo impulsión y el sistema HVAC en modo refrigeración. Debido a que el ventilador industrial HVLS Hunter mueve el aire en sentido descendente, generará una suave brisa produciendo un ambiente climático más confortable, reduciendo la sensación térmica hasta en 6°C. Debido a esto, el sistema HVAC podrá trabajar a una temperatura de consigna superior, ahorrando hasta un 35% de consumo energético del mismo y todo esto con una sensación térmica de los usuarios idéntica.
  • En meses valle (con temperaturas más suaves), se puede conseguir no utilizar la climatización, valiéndonos únicamente de los ventiladores HVLS para conseguir el confort térmico.
  • Durante los meses fríos, los dos sistemas funcionarán de manera conjunta. Los ventiladores HVLS funcionarán en modo extracción y el sistema HVAC en modo calefacción. Debido a que el aire caliente es menos denso, se almacena en la parte alta de las estancias produciéndose el problema de la estratificación. En este modo de funcionamiento, el ventilador HVLS, estará trabajando, pero a bajas velocidades y ese aire caliente bajará desde el techo por las paredes, para que el movimiento del aire no produzca al usuario una sensación térmica debido a esa corriente.

Con esa desestratificación conseguida, el sistema HVAC trabajará con una temperatura de consigna inferior a la que se necesitaría sin contar con los ventiladores HVLS, con lo que el ahorro energético durante estos meses fríos puede llegar al 45%.

Actualizado el