Ventanas de aluminio y PVC

PVC

Tener las ventanas adecuadas en nuestra casa de Málaga es algo muy importante, ya que está relacionado con un buen aislamiento. Además, unas buenas ventanas pueden durar 40 o 50 años, por lo que se convierten en una buena inversión.

Hay que tener en cuenta que la ventana exterior es el elemento más débil de la fachada, por lo que deberemos tener mucho cuidado a la hora de elegir la más adecuada. Una mala ventana instalada en nuestra fachada puede echar a perder por completo el aislamiento térmico y acústico total de la fachada.

En este artículo vamos a hablar de las ventanas de aluminio y PVC.

¿Qué prestaciones debe tener una ventana?

Antes de entrar en la comparativa entre ventanas de PVC y aluminio, vamos a exponer las principales prestaciones que debe cumplir una ventana.

Desde el punto de vista arquitectónico, una ventana es un elemento constructivo que sirve cerrar un hueco en la fachada, pero que debe cumplir otros requisitos:

  • Tiene que permitir la iluminación natural, dejando pasar la mayor cantidad de luz posible
  • Debe permitir la visión hacia el exterior, así como la aireación y ventilación
  • Debe aislar de los ruidos exteriores
  • Debe ser impermeable, no dejando pasar la lluvia, tampoco debe tener infiltraciones hacia el interior
  • Tiene que ser un elemento seguro, firme e indeformable que aguante el viento
  • Que su vida útil sea alta
  • Debe ser fácil de limpiar y prácticamente libre de mantenimiento
  • Debe aislar del frío y del calor

Ventajas de las ventanas de aluminio

El aluminio es un material muy ligero y resistente. Este material es muy recomendable en construcciones donde las distancias de las barras y el tamaño de los vidrios hacen que se requieran estructuras rígidas capaces de soportar el peso de todo el acristalamiento y aguantar sin deformarse las presiones de viento producidas en las fachadas.

En países de clima tropical en los cuales la temperatura es igual durante todo el año son mejores estas ventanas. En este caso, se pueden usar ventanas como las de aluminio de bajas prestaciones térmicas, que no nos proporcionan aislamiento.

En estos casos una ventana con perfiles de aluminio que permita a la ventana poco más que el paso de la luz, puede ser más que suficiente.

Ventajas de las ventanas PVC

Las ventanas de PVC están siempre ligadas a unas mejores prestaciones. Si bien hasta hace poco este tipo de ventanas vivía en el anonimato, cada vez estamos más concienciados y la Ley cada vez exige mejores niveles de aislamiento y ahorro energético en la edificación. Existe un Código Técnico de Edificación que exige la instalación de ventanas aislantes, y los sistemas de aluminio de baja calidad no cumplen estas exigencias.

En otros países del norte de Europa con más consciencia y también con más necesidad de aislamiento por su clima más frío, el uso de la ventana de PVC es dominante.

En zonas donde se alcancen temperaturas muy altas en verano y muy bajas en invierno se necesita una ventana muy aislante, para que se requiera de menos energía para mantener una temperatura de confort en el interior del inmueble. En este sentido, es mucho más recomendable una ventana de PVC.

Actualizado el