¡Únete!

¡Inscríbete gratis y recibe las mejores ofertas a través de "Territorio Ahorro"!

¡Suscríbete!

Ventajas de la bicicleta eléctrica

Biciobiker

Las bicicletas eléctricas son un transporte más que contribuye a la movilidad sostenible dentro de las grandes urbes. Hay ciudadanos que directamente poseen una en propiedad y la utilizan con frecuencia, y otros que prefieren alquilarlas. La diferencia principal respecto a los modelos convencionales es que disponen de pedaleo asistido, de manera que se reduce de una manera considerable el esfuerzo.

La ‘bici’ eléctrica es un vehículo que lleva incorporado una batería que es capaz de almacenar la energía, y que suele estar hecha de plomo, de níquel e hidruro metálico, o de ion-litio. En promedio, permite una autonomía de alrededor de 30 kilómetros hasta tener que volver a recargarse de nuevo. Además de este elemento, incluyen otros que las diferencian de sus hermanas convencionales, como, por ejemplo, el motor eléctrico, que suele estar integrado en una de las ruedas, normalmente, en la trasera.

Como sucede con las bicicletas convencionales, existen eléctricas de montaña, de ruta en carretera, plegables o, incluso, para viajar en tándem. Por ello, antes de tomar ninguna decisión de compra, es importante definir para qué se va a utilizar realmente.

A continuación, os mostramos las principales ventajas de usar una bicicleta eléctrica:

1. Aptas para cualquier edad y condición física

Una de las grandes ventajas de las bicicletas eléctricas es que te permiten regular tu esfuerzo. Si un día te sientes motivado y quieres usar tu bici eléctrica para hacer un ejercicio físico más exigente, ¡solo tendrás que desactivar el motor!

En cambio, si en cualquier momento te encuentras agotado, o simplemente si tienes un poco más de prisa, activa el motor y será como si estuvieras volando. Llegarás a tu destino antes de lo que puedas imaginar, y sin esfuerzo.

2. Ahorras en transporte

La bicicleta eléctrica es, sin duda, el medio de transporte con motor más económico que existe. El coche, por kilómetro, es siete veces más caro y el transporte público, tres.

Pongamos como ejemplo la bicicleta eléctrica eBike 28 Pro, una de las más populares del mercado. Además, tomaremos como referencia una tarifa de luz fija estándar.

  • Batería: 13 Ah
  • Voltaje: 48 V
  • Autonomía: 120 kilómetros
  • Tiempo de carga total de la batería: 4 horas
  • Precio actual de la energía con la tarifa estándar: 0,1074 € kWh
  • Capacidad de la batería en Wh: 13 Ah x 48 V = 624 Wh/1000 = 0,624 kWh

Suponiendo que usas la bicicleta eléctrica unos 20 kilómetros diarios, 6 días a la semana, solo tendrías que cargarla 1 vez por semana, por lo que su coste sería el siguiente:

4 h x 0,1074 €/kWh x 0,624 kWh = 0,27 €/semana

Si queremos calcular cuánto te costaría al mes, tan solo hay que multiplicarlo por 4: 0,27 € por semana x 4 semanas que tiene un mes = 1,07 euros/mes

Teniendo en cuenta que esto es una simple estimación, si usas la bicicleta eléctrica casi diariamente haciendo un uso relativamente intensivo de ella, te costaría poco más de 1 euro al mes.

3. Es el medio de transporte más rápido en ciudad

Hay muchos tests que han demostrado que la bicicleta eléctrica es el medio de transporte más rápido en ciudad. Es decir, consigue que llegues más rápido al lugar de destino, ya que evitas el tráfico y las paradas innecesarias.

4. No requiere un mantenimiento costoso

Conviene tener en cuenta que los materiales específicos de las bicicletas eléctricas no necesitan mantenimiento, y que una sola revisión anual es más que suficiente para conservarla en perfecto estado. Además, la batería tan solo tendrás que cambiarla cada 6 o 7 años, si haces uso intensivo de tu bicicleta. También cabe decir que la revisión de una bicicleta eléctrica es infinitamente más económica que la de un coche o una moto.

5. No necesitarás buscar parking

Una de las ventajas más apreciadas que nos ofrece una bicicleta eléctrica es que ya no necesitarás preocuparte del aparcamiento. Cualquier árbol, señal de tráfico o valla es ideal para aparcar tu bicicleta eléctrica.

Además, esto te permitirá aparcar en las cercanías de tu lugar de trabajo o, incluso, es posible que te permitan entrar con ella dentro del recinto para dejarla estacionada.

6. Contribuyes a la conservación del medioambiente

La bicicleta eléctrica apenas emite dióxido de carbono (CO2), uno de los gases que más impacto negativo tiene para el temido efecto invernadero.

Por eso, si empiezas a utilizar la bicicleta eléctrica como transporte habitual para moverte por la ciudad, no solo contribuirás en mejorar tu condición física, sino que también estarás ayudando a reducir el CO2 emitido al planeta y, por tanto, contribuyendo a favor de la conservación del medioambiente.

En Biciobiker disponemos de multitud de modelos de bicicletas eléctricas. Si lo deseas puedes comprar una bicicleta eléctrica en nuestra tienda online. Recíbela en tu casa con la mayor garantía.

Actualizado el