La utilización de la pizarra en jardinería y paisajismo

Pizarra

El suelo de pizarra es un tipo de pavimento de piedra natural de alta gama, apto para interior y exterior, con características interesantes y algunas desventajas.

Los pisos de pizarra son un tipo de piso de alta gama extremadamente hermoso y duradero. Se instalan principalmente en jardines, terrazas, entradas de casas, cocinas y baños, creando un ambiente verdaderamente único.

Los suelos de pizarra son muy habituales en exteriores, donde pueden mostrar una gran potencia y belleza. Jardines, terrazas e incluso lugares húmedos, como piscinas. Tradicionalmente se han utilizado menos en interiores, aunque esta situación está cambiando. El suelo de pizarra interior proporciona un entorno único con una personalidad destacada y una modernidad de vanguardia.

¿Qué tipo de piedra es la pizarra?

La pizarra es una piedra natural de grano fino con textura uniforme y generalmente de color más oscuro. Es algo poroso y muy resistente a la corrosión. Tiene una estructura en capas por lo que se puede dividir en varias piezas.

La piedra labrada por a maestros pizarristas de manera artesanal se utiliza como pizarra para los tejados y las cubiertas y se puede encontrar en muchas partes del mundo, especialmente en centro Europa, ya que estos tejados confieren prestigio y exclusividad a las viviendas. La auténtica pizarra, la que se produce en las canteras de España y más concretamente en El Bierzo (León) y Valdeorras (Orense) es la pizarra cuya calidad está reconocida internacionalmente por su calidad y durabilidad.

La piedra se corta inicialmente en losas, y luego estas en piezas más manejables, no sólo para el transporte sino también para la instalación.

Además de para fabricar pizarras para tejados, también se emplea en pavimentos, revestimientos, encimeras, pasos de jardines, peldaños, pasos japoneses, bordillos e incluso como encimera y repisas.

Tipos de pizarra para suelos

Lo podemos encontrar en diferentes formatos según el contenido requerido.

Para la decoración de interiores se utilizan principalmente placas de pizarra obtenidas a partir de losas que han sido cortadas con discos de diamante a un determinado tamaño, calibradas y luego pulidas.

En exterior, también se puede utilizar el formato de mosaico, aunque dominan los fragmentos irregulares o losas, pero este formato es cada vez menos común, ya que el mercado demanda cada vez más formatos rectangulares.

En cuanto al color, como ya hemos mencionado, los colores oscuros están casi dominados por el negro, cuyo ejemplo sería el negro Bierzo seguido del verde, que estaría representado por la pizarra verde Pol.

Ventajas de los suelos de pizarra

  • Durabilidad. Este tipo de piedra es muy fuerte y duradera, y es un piso de por vida. Incluso es adecuado para áreas de intenso tránsito peatonal.
  • Aspecto Único. Es un material natural y, por definición, cada piedra es única. Además, hay un color y una textura interesantes.
  • La sustitución de piezas es posible y no tiene por qué ser complicada. En este sentido, se suele recomendar almacenar algunas baldosas de pizarra después de la colocación del suelo. Esto se debe a que siempre hay roturas. Si este es el caso, es mejor usar el mismo lote de productos, porque la diferencia de color entre ellos puede ser muy grande.
  • Apto para calefacción radiante. Al igual que otros tipos de piedra, los suelos de pizarra utilizan la calefacción radiante de forma muy eficaz en términos de sistema de circulación de agua y almohadillas térmicas eléctricas.
Actualizado el