Tres razones para construir un jardín de verano

La instalación de un jardín de verano no es una tarea muy complicada y es relativamente barata, rápida y no requiere preparativos especiales. Un rincón techado de temporada con sus plantas favoritas puede añadirse a una casa ya existente literalmente en cualquier momento. Comprueba tú mismo por qué los jardines de verano son tan populares.

Cerca de la naturaleza desde la primavera hasta el final del otoño

Los encantos de un jardín tradicional en el clima del norte de España se pueden disfrutar prácticamente sólo en primavera-verano y no siempre. Los aficionados a la relajación rodeados de plantas deberían considerar la posibilidad de construir un jardín de verano. El objetivo principal de esta construcción es protegerla de las condiciones meteorológicas desfavorables. Gracias al techo y a las paredes, podrás sentarte en tu jardín incluso durante un chaparrón o un vendaval.

Un jardín así puede ser un lugar idóneo para las fiestas, te imaginas tu jardín lleno de invitados relajados, como en una película, donde todos visten la ropa con un ligero toque italiano, que da tanta elegancia a la vida.

En los días soleados, la temperatura en el interior del jardín de verano puede aumentar ligeramente, lo que puede permitirle utilizar la habitación también en días ligeramente más frescos, pero soleados. Además, el calor acumulado durante el día puede permitir cenar entre las plantas en una noche de verano. También puede considerar la opción de chimeneas para exteriores de bioetanol, especiales para tu jardín.

Habitación adicional en la casa

Un jardín de verano también puede utilizarse como habitación adicional. Por supuesto, sólo se puede disfrutar de esta solución durante una parte del año, pero sin duda es una gran ventaja de esta construcción. La ampliación acristalada puede ser útil sobre todo en el caso de las casas más pequeñas, donde no hay espacio para el comedor, la sala de descanso o la organización de reuniones con la familia y los amigos.

Además, en invierno el jardín de verano puede servir de almacén para los muebles de jardín, las macetas, la piscina de los niños y otros equipos de exterior. Si decides que un tecnico te instale unas prácticas persianas enrollables, los objetos almacenados no serán visibles para las personas ajenas. En verano, los estores enrollables pueden utilizarse para evitar que la habitación se caliente y para proteger los muebles de los rayos del sol.

Bajo mantenimiento

No sólo el presupuesto necesario para construir un jardín de verano es significativamente menor que el de un invernadero para todo el año. Los costes de mantenimiento de una sala de temporada cubierta también son menores. En el jardín de verano hay plantas de temporada típicas del clima atlántico. Además, en invierno el sitio se utiliza poco, por lo que no hay problema de pago de la calefacción y la iluminación necesarias para las especies exóticas en el invernadero.

Esto no significa, por supuesto, que el jardín de verano no genere ningún coste. Es necesario, por ejemplo, mantener los materiales con los que se hizo la estructura. Los costes asociados al cuidado de las plantas se refieren únicamente al periodo comprendido entre la primavera y el otoño. Las plantas de temporada también requieren riego, abono y otros tratamientos. Sin embargo, estos costes también se producen en el caso de un jardín tradicional.

 

Actualizado el