Tipos de barbacoa

Barbacoa

Se acercan los días bonitos y, con ellos, el momento de disfrutar del aire libre. Algo que inevitablemente pasa por compartir este precioso tiempo con los que quieras alrededor de una mesa en el jardín o en la terraza. La mejor manera de saborear el buen tiempo, y en la que no puede faltar una barbacoa como protagonista del encuentro. Un motivo de peso para conocer los diferentes tipos de barbacoas que existen. La verdadera clave para elegir el más adecuado para nuestro espacio.

Y vale la pena tomarse el tiempo para aprender sobre los tipos de barbacoas que existen. Ya sea por las brasas o por el ambiente, hay algo en la barbacoa que todo es mejor. Un buen motivo para no prescindir de él ni de este disfrute para todos los públicos que suponen. Y decimos esto porque, lejos de lo que pensamos, se puede cocinar mucho más que carne. Solo necesita conocer los tiempos de cocción de la barbacoa para cada alimento.

Por eso, antes de plantearnos cómo hacer la barbacoa perfecta, conozcamos los pros y los contras de los distintos tipos de barbacoas. Una forma perfecta de tener lo ideal para nuestro espacio.

Más que diferenciar entre tipos de barbacoas en función del componente combustible con el que se encienden, hoy nos centraremos en los diferentes estilos que existen. Por un lado y según su tipología, las barbacoas ocupan un espacio determinado. Por otro lado, y por la misma razón, tienen ciertas necesidades esenciales que satisfacer.

Barbacoa de obra

La opción ideal para jardines o grandes terrazas donde podamos destinar espacio para cocinar. Idealmente, además del espacio de la cocina, destinamos otro anexo para poder trabajar más cómodamente. Por lo general, están hechos de ladrillos refractarios, son fuertes y estables. Se pueden alimentar tanto con carbón como con leña.

Aunque al ser de construcción, este tipo de barbacoa también necesita una cubierta específica para conservar la parrilla al final de la temporada.

Barbacoa de carbón

Las barbacoas de carbón son generalmente las favoritas de los entusiastas de este tipo de cocina y el tipo de barbacoas más demandadas. Son sumamente útiles y prácticos, ya que la gran mayoría de ellos incorporan ruedas para que se puedan colocar donde quieras. Además de eso, tienen otra gran virtud: su versatilidad. La variedad de barbacoas de esta familia es tal que encajan perfectamente en cualquier espacio. Desde las clásicas mesas redondas hasta las que son una auténtica mesa de cocina, es posible encontrar la que mejor se adapte al espacio que tenemos disponible.

Si optamos por este tipo de barbacoas, es fundamental que consideremos algunos aspectos. Por un lado, el humo que generan. Ya sea con carbón vegetal o leña, su poder calorífico es elevado, por lo que suelen liberar una buena cantidad. Una razón convincente para cocinar en un área alejada de donde se supone que debemos comer.

Además de eso, tenga en cuenta que las parrillas de carbón están bastante sucias. Un aspecto que nos obligará a realizar una limpieza y un mantenimiento a fondo cada vez que lo utilicemos.

Barbacoa de gas

Las barbacoas de gas son un ejemplo de fiabilidad y robustez. Una de sus principales ventajas es que el encendido es mucho más rápido que en el caso de las parrillas de carbón. Algo que también acelera la cocción y por tanto acorta los tiempos de servicio de los alimentos. El formato ideal si generalmente tenemos un buen número de comensales en nuestras comidas.

Además de este aspecto, las parrillas a gas no generan tanto humo como las parrillas de carbón. Y sí: aunque no tiene brasas como esta última, cocinar en una barbacoa de gas conserva ese característico sabor ahumado de la primera. La mayoría de este tipo de barbacoas tienen una tapa que ayuda a atrapar el humo y, al mismo tiempo, hace las veces de horno.

Barbacoa eléctrica

Las barbacoas eléctricas comparten muchas de las ventajas de las barbacoas de gas. De encendido rápido, no generan el humo característico de las parrillas de carbón y también suelen tener una tapa para realizar las funciones de un horno. Como el gas, es fácil de limpiar.

Por su tamaño, este tipo de barbacoas son ideales para un pequeño balcón o patio. Una virtud que incluso nos permite utilizarlos en interiores en cualquier época del año. Esta característica hace que el almacenamiento sea extremadamente fácil.

Planchas de gas

La alternativa perfecta para aquellos que no tienen espacio para otro tipo de barbacoas y buscan un sistema de cocción sencillo y rápido.

Al igual que las barbacoas eléctricas y de gas, este tipo de estufa tampoco genera humo y se puede utilizar en interiores fuera del verano. También comparten la velocidad de cocción con estas barbacoas.

Actualizado el