La tecnología y la digitalización del transporte.

asdasd

 

 

Los retos del transporte han cambiado. La última década ha supuesto una revolución en un sector que no ha tenido otra alternativa que adaptarse rápidamente a las exigencias de un mercado apresurado y cada vez más globalizado.

 

Gran culpa de ello proviene del ecommerce. Cada vez hay más consumidores online, el transporte internacional de mercancías está en auge, y esto requiere flexibilidad y rapidez. 

 

Plazos de entrega ajustados, mayor horario de servicio, personalización, localización en tiempo real, calidad… La digitalización es necesaria. Los procesos deben optimizarse.

 

La implementación de sistemas de gestión de flotas ha supuesto un antes y un después para las empresas. Aquellos procedimientos que se realizaban de forma manual han pasado a hacerse de manera digital, por ejemplo, la programación de las rutas de viaje, los horarios de conducción de los chóferes, la extracción de los datos del tacógrafo o los mantenimientos de los vehículos como el cambio de neumáticos, aceite, revisiones…

 

Todo esto se traduce en una mejor gestión del trabajo, se reducen los errores humanos, y con ello, obtenemos una mayor eficiencia y un ahorro de costes empresariales gracias a la optimización de los recursos disponibles.

 

¿Cómo elegir el proveedor de gestión flotas más adecuado?

 

Varios aspectos son los que debemos tener en cuenta a la hora de elegir el proveedor de flotas más adecuado para nuestra empresa, se dedique o no al sector del transporte.

 

  • Soluciones a medida

 

Una empresa de gestión de flotas no debería ser solamente un proveedor de productos/servicios, sino que tendría que actuar como consultora tecnológica ofreciendo soluciones a medida según las necesidades de cada cliente (tipología de flota, número de activos, sector al que dedica su actividad, métricas, etc.).

 

  • Software de gestión

 

El software desde el que nuestros clientes van a gestionar sus flotas es un punto fundamental, puesto que debe tratarse de una herramienta eficaz e intuitiva. No sirve para nada que sea muy sofisticada y compleja, con decenas de botones o nomenclaturas, lo que de verdad importa es que sea rápida y con una interfaz clara, donde sea sencillo extraer los datos que nos interesan realmente.

 

  • Precio

 

Sin duda es el aspecto que más solemos tener en cuenta, pero hay que ser conscientes que detrás de una oferta irresistible puede haber una letra pequeña nada atractiva. Debemos fijarnos siempre en: la permanencia, la adaptabilidad de las cuotas según los servicios que estemos contratando y el coste del hardware o dispositivo de localización que tengamos que instalar en nuestros vehículos.

 

  • Atención al cliente

 

Normalmente no damos importancia a esta característica cuando es, sin duda, la más importante. Está claro que no es lo mismo hablar con un departamento comercial o de soporte técnico de confianza, al que incluso le pongamos cara, que con una operadora; o tener una incidencia resuelta en unos minutos que en varios días. Cuando contratemos un servicio de control de flotas debemos elegir a una empresa que nos ofrezca atención personalizada 24/7.

 

Actualizado el