¡Únete!

¡Inscríbete gratis y recibe las mejores ofertas a través de "Territorio Ahorro"!

¡Suscríbete!

Soluciones para mejorar la conectividad y seguridad del hogar

etheth

 

Cualquier hogar tiene actualmente numerosos dispositivos conectados a red wifi, ya sea la Smart TV, altavoces, ordenadores, impresoras, teléfonos móviles, robots de limpieza o cámaras de video vigilancia. Si, además, se trata de una casa inteligente con instalaciones de domótica, la conectividad es mayor y su correcto funcionamiento es imprescindible para que el sistema sea operativo y seguro. La domótica cada vez cuenta con más hogares que se suman a sus múltiples funcionalidades por las ventajas y beneficios que aporta en términos de protección, comodidad e, incluso, accesibilidad como las aplicaciones caretech pensadas para facilitar una vida más independiente a personas con movilidad reducida. A estas razones se une el importante ahorro energético que proporcionan las soluciones de domótica, en especial, si se combinan con algunas herramientas para simplificar la elección de planes de precios de luz adaptados a las necesidades particulares de cada hogar como, por ejemplo, el comparador gratuito de Tarifalo.com.

Sin embargo, la automatización y digitalización de procesos requiere una conectividad permanente que debe garantizar la navegación segura por internet frente a ataques externos que pueden sufrir los dispositivos conectados, ya que todos son susceptibles de ser pirateados. Cuanto mayor sea el volumen de conectividad del hogar se estará expuesto a más riesgos de los que es necesario protegerse. 

El mercado ofrece múltiples soluciones mediante servicios y aplicaciones pensadas para proteger la seguridad y privacidad de la conectividad doméstica y de las conexiones remotas que se realicen fuera de casa para controlar los sistemas de domótica. Gracias a la protección que ofrecen estos servicios los dispositivos quedan protegidos frente al malware, así como nuestros datos personales, financieros, contraseñas y las conexiones que hagamos.    

A la hora de elegir cuál es la mejor solución para proteger nuestros sistemas, dispositivos y conexiones se debe verificar que cumpla con algunos factores esenciales y que ofrezca las funcionalidades básicas para lograr un nivel óptimo de seguridad.

Factores clave: Protección, privacidad e interoperatividad 

Evidentemente, la protección frente a amenazas y ataques es el factor primordial. Además, si se realiza habitualmente teletrabajo hay que tener en cuenta que en casa habrá que aplicar las mismas medidas de protección de datos personales sensibles que en cada caso exija la normativa aplicable.

En el ámbito de la protección, los laboratorios que realizan las pruebas antivirus someten los programas a tres tipos de test: La protección en tiempo real para identificar códigos maliciosos, a fin de analizar la respuesta ante amenazas malware que se produzcan por internet; los test de seguridad frente al malware a través de unidades de disco USB y archivos sospechosos; y, por último, los test contra ataques antiphishing, cada vez más frecuentes, usados por los hackers con el propósito de engañar al usuario mediante la simulación de webs legítimas, como entidades bancarias o PayPal, con la finalidad de sustraer datos confidenciales, como las contraseñas de acceso o la numeración de tarjetas bancarias. 

El segundo factor que se debe valorar es la privacidad y el anonimato al navegar por internet. Las funciones para lograr la privacidad de nuestras conexiones online principales son la red privada virtual (VPN), las herramientas antirrastreo para bloquear cookies y la seguridad de equipos, como webcams y micrófonos para evitar la intrusión mediante su activación remota por un pirata informático.

Finalmente, la solución que se adopte debe garantizar la compatibilidad e interoperatividad entre todos los equipos y sistemas a proteger. 

Funciones básicas y modalidades de servicios

Para proteger la privacidad y seguridad digital existen varias opciones, desde programas antivirus a servicios de ciberseguridad y seguros específicos, denominados ciberseguros, que se pueden contratar de forma independiente o como prestación adicional incluida, por ejemplo, en algunos contratos de internet y telefonía, bien pagando un precio anual o en cuotas mensuales a partir de unos cinco euros.

Con independencia de la modalidad o producto, las funciones más comunes y necesarias que deben ofrecer son las siguientes:

  • Antimalware

Sirven para detectar y eliminar en caso de sospecha los software de los dispositivos, y también impiden la descarga de nuevos malware. Los programas antimalware suelen incorporar bases de códigos maliciosos para contrastarlas y, además, los más modernos aplican otras estrategias, como el sandboxing para aislar en la nube la ejecución de programas sospechosos evitando que infecte el equipo o la tecnología basada en inteligencia artificial para detectar comportamientos inusuales aunque no estén registrados en las bases de virus conocidos.

  • Antirransomware

Una de las modalidades de malware más actuales son los ransomware que son programas que bloquean el acceso a nuestros propios archivos exigiendo algún tipo de pago a cambio de liberarlos. La mejor protección ante este ataque es evitar que el programa se instale en nuestro dispositivo, lo que normalmente incluyen los mejores programas antivirus y de ciberseguridad, pero también el usuario puede prevenir el ransomware realizando periódicamente copias de seguridad preferiblemente encriptadas, actualizando siempre el sistema operativo cuando nuestros equipos así lo soliciten y estando siempre alerta ante páginas, enlaces y correos electrónicos sospechosos.

  • Antiphishing

Estos ataques no infectan los equipos, sino que pretenden manipular a los usuarios simulando mensajes SMS o correos electrónicos de origen aparentemente fiable para engañar al destinatario logrando que introduzca sus claves de acceso. Normalmente tienen un contenido general, pero hay otros ataques personalizados realizados a partir de información extraída de redes sociales. Los programas antiphishing suele ser eficaces ante los ataques más genéricos, en especial, incorporando filtros antispam y analizando la URL.  

  • Firewall

El firewall es una barrera entre la red y nuestros dispositivos que sirve para filtrar el tráfico y las conexiones que realizamos para impedir el acceso no autorizado de intrusos. Si un equipo carece de firewall es lo mismo que dejar abiertas las puertas de la casa permitiendo la entrada a cualquier extraño. 

  • Antirrobo

Los dispositivos portátiles son objeto de numerosos extravíos y robos, por lo que la protección de un antirrobo es muy importante gracias a las distintas funcionalidades que incorporan, como la posibilidad de rastrear la ubicación del dispositivo, la recuperación en remoto de archivos y datos, enviar un mensaje a la pantalla para facilitar la recuperación y activar una alarma. La funcionalidad antirrobo no es incompatible con el seguro de robo aunque siempre conviene comparar seguros para no duplicar las mismas coberturas. 

  • Control parental

En el caso de familias con niños siempre es conveniente contar con un servicio de filtración de contenidos por edad, así como de gestión remota para controlar los dispositivos de los más pequeños de la casa. 

  • Control de desconexión digital

También habrá que asegurarse de las opciones que ofrezca el servicio o programa para poder activarlo desde internet automáticamente y que también permitan programar momentos de desconexión digital para mejorar la calidad de vida personal.   

Actualizado el