SIN MIEDO A LOS CAMBIOS

Enseconil

Es muy común que la mayoría de personas usuarias de energía eléctrica, una vez que contratan su potencia y consumo con una compañía, mantengan en el tiempo el mismo contrato a pesar de poder ser más caro que el estudiar otras posibilidades. Y nos preguntamos, ¿por qué ese miedo?.

Tras consultar con muchos clientes, amigos y familiares, todos coinciden en que las mayores razones para no querer cambiar los contratos de electricidad son los siguientes:

  • Miedo
  • Comodidad
  • Exceso de burocracia
  • Desconocimiento

Miedo

La mayoría de clientes y personas usuarias tiene miedo a “perder lo que tiene”, existe un temor generalizado a que si cambiamos de contrato, puede que eso ya sea irreversible y en algún momento, tras encontrarnos sorpresas y letra pequeña con la nueva compañía, sea imposible volver a establecer el mismo contrato y condiciones con nuestro anterior distribuidor.

Comodidad

Existe una “zona de confort” donde la persona usuaria se encuentra de alguna forma tranquila, sabe que no va a haber sorpresas extraordinarias, a pesar de mantener unos precios altos en el pago de su factura cada mes. Se piensa que es algo normal que nos pasa a todos, y que lo “menos malo” es pagar esa gran cantidad. Está cómoda así, y no quiere probar ningún cambio, no vaya a ser que le de otro tipo de problemas, los cuáles, con una buena información, nunca ocurrirán.

Exceso de burocracia

Las compañías eléctricas suelen exigir mucho papeleo a la hora de cambiar los contratos, y marean al usuario con la burocracia. Las personas están hartas de facturas, contratos, rellenar papeles y demás documentación con la que tienen que tratar en el día a día en sus trabajos, en los bancos, o en lo que a la casa o coche respecta. Necesitan agilización, y profesionales que le hagan la vida (estos cambios) más fácil.

Desconocimiento

Falta mucho conocimiento en el ámbito. Vemos en la televisión e Internet que cada día nos suben la luz y ni sabemos el porqué, ni el cómo. Sólo sabemos que tenemos que pagar más. Lo que las personas usuarias deben de saber es que existe un mundo de información y posibilidades para estar de verdad informados y controlar así todo lo que respecta a sus facturas. Existen empresas que te realizan incluso gratis estudios sobre cómo bajar tu factura. Aconsejamos ponerse en manos de profesionales para ello, y con toda la información, poder perder ese miedo al cambio.

Ya saben. La información es poder.

Actualizado el