Normativa de seguridad en instalaciones de gas y sistemas de detección de incendios

Extinhouse

Obviamente, la seguridad actual de las instalaciones de gas es mucho mayor a la de hace años. Sin embargo, los gases son combustibles muy peligrosos, que pueden producir graves incendios y problemas para la salud.

En este sentido, vamos a hablar de los principios básicos de seguridad contra incendios en las instalaciones térmicas donde el suministro es algún tipo de gas.

Características de los combustibles

Antes de entrar en materia, es bueno saber cuáles son las características más importantes de los combustibles para saber mejor cuáles son los sistemas de detección y sistemas anti incendios más adecuados.

Estas características son las siguientes:

  • Temperatura de inflamación.
  • Temperatura de combustión (ignición).
  • Temperatura de autoinflamación.
  • Energía mínima de ignición
  • Potencia calorífica

En caso de que sea sistema de seguridad contra incendios para líquidos y gases licuados se consideran además:

  • Límites de inflamabilidad (inferior y superior)
  • Temperatura de ebullición

En este sentido se debe saber que un gas combustible arderá a cualquier temperatura.

Clases de fuego

La importancia del combustible afectado en un incendio es tan importante que los diferentes tipos de incendios están clasificados en función del combustible que lo producen. Según la normativa UNE-EN-2:1994/A1:2005, se diferencian cinco tipos de fuego diferente según el tipo de combustible:

Clase A (sólidos), Clase B (líquidos o sólidos licuables), Clase C (gases), Clase D (metales especiales) y clase F (derivados de la utilización de ingredientes para cocinar aceites y grasas vegetales o animales- en los aparatos de cocina).

Dentro de la clase C (la de los gases) se incluyen gases como el acetileno, el butano, el metano, el propano, el gas natural o el gas ciudad.

Protección pasiva contra incendios

La protección pasiva contra incendios comprende los diferentes productos y soluciones constructivas que se diseñan para prevenir un incendio o para impedir o retrasar su propagación a través de un edificio o establecimiento industrial.

Los objetivos de este tipo de protección son los siguientes:

  • Salvar vidas humanas.
  • Facilitar el trabajo de extinción del cuerpo de Bomberos.
  • Reducir las pérdidas económicas que producen los incendios..
  • Conseguir que las actividades del edificio se puedan reanudar en el plazo de tiempo más reducido posible.

Este tipo de protección se basa en dos normativas:

  • CTE (Código Técnico de la Edificación). Reglamento destinado a la regulación de la protección pasiva para el sector de la edificación.
  • RSCIEI (Reglamento de Seguridad contra Incendios en establecimientos Industriales).

Protección activa contra incendios

Por otro lado, este tipo de protección contra incendios posee un papel curativo y representa todos los sistemas de detección y extinción de incendios (detectores, rociadores, extintores, etc.). Este tipo tiene como objetivo el advertir a los usuarios de un incendio y actuar sobre él a través de una intervención automática o humana.

Dentro de estos sistemas se destacan dos grandes grupos: los sistemas de detección y los sistemas de extinción.

Sistemas de detección

En relación a las instalaciones de gas, poseen un gran papel los detectores de fugas. Las fugas de gas pueden producir explosiones e incendios muy peligrosos para la salud. Si se detectan de manera rápida, se puede evitar que una fuga provoque una explosión. En este sentido existen detectores de fugas que provocan que el gas deje de fluir, evitando un problema mayor.

Otros detectores serían los de humo o los detectores de incendio que se basan en aspectos como, por ejemplo, el aumento de la temperatura.

Sistemas de extinción

Una vez creado el incendio, los sistemas de extinción más utilizados son los extintores. Sin embargo, estos no son iguales para todo tipo de incendios.

Un extintor de clase C es todo aquel extintor preparado para hacer frente a un incendio de gas inflamable. Existen diferentes tipos de extintores:

  • El extintor de agua y espuma (AFFF).
  • El extintor de dióxido de carbono (CO2).
  • El extintor de polvo químico seco (BC).
Actualizado el