Seguridad para los trabajos con riesgos eléctricos

asda

Los trabajos con riesgo eléctrico son aquellos donde el operario tiene la posibilidad de estar en contacto con la corriente eléctrica. Puede tratarse de un contacto directo cuando la persona toca el elemento eléctrico bajo tensión directa e, indirecto cuando hay contacto con elementos conductores de electricidad que, accidentalmente, están sometidos a tensión directa.

Cuáles son los riesgos derivados

La electricidad se utiliza en casi todos los entornos laborales y, por tanto, el riesgo eléctrico es uno de los riesgos laborales más comunes. Si el trabajador sufre una electrocución, experimentaría una descarga a lo largo de su cuerpo que, dependiendo de la carga de miliamperios que contenga y el tiempo de exposición a la corriente, puede tener consecuencias graves o fatales. Además, debido a la electrocución pueden producirse caídas con resultados mortales y, una sobrecarga en la red eléctrica puede provocar incendios.

Medidas de protección individual

Las tareas que conllevan riesgo eléctrico deben ser identificadas para aplicar las medidas de prevención necesarias. La mayoría de los riesgos se minimizan a través de:

  • Adecuada formación de los trabajadores en supuestos con equipos eléctricos.
  • Uso de equipos de protección individual específico para el riesgo eléctrico.
  • Otras medidas generales para evitar accidentes y electrocuciones.

Al realizar trabajaos con riesgo eléctrico se deben tener en cuenta las siguientes normativas:

  • El Real Decreto 1215/1997 por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización por los trabajadores de los equipos de trabajo.
  • El Real Decreto 614/2001 establece las disposiciones mínimas para la protección de la salud y seguridad de los trabajadores frente al riesgo eléctrico.
  • El Real Decreto 842/2002 por el que se aprueba el reglamento electrotécnico para baja tensión.

Formación específica para los trabajadores

Al ser trabajos con un elevado riesgo, deben desarrollarlos trabajadores cualificados. Para ello, existe formación específica. Se requiere una capacitación mínima por parte de los trabajadores según el nivel de tensión con el que se trabaje:

  • Trabajador cualificado: es aquel trabajador que posee conocimientos especializados en materia de instalaciones eléctricas, debido a que ha recibido formación acreditada para ello. Por lo tanto, podrá realizar trabajos en alta tensión.
  • Trabajador autorizado: se trata de un trabajador que es autorizado por el empresario para realizar trabajos con riesgo eléctrico porque se cumplen las disposiciones mínimas de seguridad y salud.
  • Cualquier trabajador: son trabajadores que pueden realizar trabajos sin tensión y, si están acompañados de un especialista, con baja tensión eléctrica.

EPIs para el riesgo eléctrico

Los equipos de protección individuales y los materiales utilizados se deben ajustar a la normativa específica. Cada epi protege al trabajador contra el riesgo de contacto con la corriente eléctrica, con fin de evitar accidentes.

  • Protección de la cabeza: la cabeza se protege mediante un casco con aislamiento eléctrico que, además, protege contra impactos o golpes.
  • Protección facial y ocular: para proteger la cara y los ojos de posibles quemaduras generadas por chispas eléctricas, se utilizan pantallas que protegen todo el rostro.
  • Protección en manos y brazos: para proteger las manos y los brazos, se usan guantes o manoplas que varían en su longitud y grosor según la tensión eléctrica con la que se trabaje.
  • Calzado de seguridad: el calzado debe ser específico para trabajos con riesgo eléctrico y no puede tener ningún elemento metálico.
  • Ropa de protección: Al igual que el calzado, debe ser específica para este tipo de trabajos y aislar de la corriente eléctrica y de las altas temperaturas que esta genera.

Medidas generales

Entre las medidas generales que se deben establecer para evitar accidentes en ambientes de trabajo con riesgo eléctrico se encuentran:

  • Señalización de la zona con riesgo eléctrico.
  • Establecer un procedimiento de trabajo con instrucciones específicas de actuación.
  • Asegurar el cumplimiento de las medidas mínimas de seguridad frente al riesgo eléctrico en la zona de trabajo antes de comenzar las labores.
  • Estudio previo de los trabajos y de los elementos que intervienen en los mismos.
  • Avisar al equipo de cuando se va a poner o a quitar la corriente.
  • El lugar de trabajo se debe mantener limpio y libre de piezas que entorpezcan los trabajos o puedan ser conductoras de electricidad.
Actualizado el