¿Se conduce igual un coche eléctrico que uno convencional?

asasd

Seguros que estás comprometido con el medioambiente y ya casi tienes decidido hacerte con un coche eléctrico pero aún tienes dudas. ¿Se conduce igual que un coche con motor de combustión? Pues, sí. Aquí te damos todas las pistas.

1.- Ponlo en marcha y no esperes

Un coche eléctrico se pone en marcha pulsando el botón de inicio. Como no hace ruido, una luz en el cuadro te indicará que ya está listo para emprender la marcha. No esperes, no tiene que calentarse ni nada por el estilo.

2.- Conecta la marcha

Los coches eléctricos no tienen una caja de cambios convencional. Conecta con la palanca o los botones la marcha indicada –hacia delante o hacia atrás- y acelera. Tendrás opciones de conducción Eco, Normal o Sport. Si utilizas la Eco, el coche irá reteniendo al levantar el pie del acelerador para ahorrar energía. Si utilizas la Sport tu eléctrico te ofrecerá prestaciones más deportivas.

3.- Un eléctrico acelera más rápido

Los coches eléctricos no tienen pedal de embrague con lo cual su manejo es más fácil. Nada más pisar el acelerador notarás que sale con mucho brío. Esto es porque ofrece el máximo de par desde cero revoluciones y en el momento mismo de empezar a acelerar. Esto no lo verás en un modelo de gasolina ni tampoco diésel. Entonces tendrás que acostumbrarte al principio pero es muy fácil. Acelera de forma suave y progresiva.

4.- Carga las baterías en desaceleraciones

Tendrás que enchufar tu coche eléctrico para recargar sus baterías, pero también podrás alimentarlas con la frenada. La energía que se aplica para retener el coche se almacena en la batería y luego llega al motor eléctrico.

5.- Ten cuidado al rodar marcha atrás

Aunque ya todos los eléctricos deben incorporar un sonido cuando van a baja velocidad para evitar atropellos. Ten cuidado cuando ruedes tanto marchas adelante como para atrás. Aún los peatones no están acostumbrados al silencio de los coches eléctricos.

6.- Planifica la ruta

Como la autonomía de un vehículo eléctrico es menor que la de un coche convencional, no salgas sin comprobar la carga de sus baterías, sobre todo si vas a hacer muchos kilómetros. También es conveniente que planifiques la ruta y compruebas que en el trayecto hay puntos de recarga, si los puedes necesitar. Puedes recargar las baterías en centros comerciales, también en estaciones de servicios, en hoteles… además de el los puntos urbanos.

Actualizado el