El renting de vehículos y los seguros para coche

Renting

El renting de vehículos consiste en un alquiler a medio o largo plazo por el cual una empresa establece una cuota mensual fija para que se pueda disfrutar de un coche con todos los gastos asociados a su uso y mantenimiento incluidos, así como de su seguro anual.

Dentro de este tipo de contratos, lo normal es que las empresas de renting, como https://renting10.com/ lleguen a acuerdos con las compañías para asegurar toda su flota de vehículos, siendo esta la propietaria del vehículo y, a su vez, la beneficiaria de la indemnización si se produce algún siniestro.

La empresa se encargará de la gestión de cualquier siniestro o reclamación a la aseguradora, pero siempre es bueno saber todo lo relacionado con los seguros de un vehículo de renting.

Si quieres saber todo lo necesario sobre seguros en general, te recomendamos que visites https://misterseguro.com/.

Los daños del vehículo

Uno de los aspectos más importante en relación a los seguros de un vehículo de renting es saber qué tipo de póliza vamos a contrastar. En este sentido, lo mejor es que el seguro sea un todo riesgo sin franquicia para que cubra todos los daños en cualquier situación.

En el caso de que el seguro sea a todo riesgo con franquicia, es importante revisar el coste de la franquicia, puesto que, cuanto más elevada sea, más tendremos que pagar si ocurre cualquier siniestro. Por otra parte, si el seguro es una póliza a terceros, tendremos que responder ante la empresa de renting de cualquier daño que se produzca en el vehículo.

Si el siniestro es culpa de otro vehículo, será el culpable el que tenga que hacerse cargo de los costes.

Cobertura del conductor

En la póliza de cualquier vehículo se debería contar con una cobertura que cubra los daños personales que se puedan producir en el conductor. Si el conductor es el responsable de un accidente, este tipo de coberturas serán las que se hagan cargo de los gastos médicos del conductor.

Lo mejor es que la empresa de renting sea la que establezca los límites y coberturas que le interese para cubrir los daños materiales de su flota de vehículos, pero que, en el caso de los daños personales, sea el futuro conductor el que elija el nivel de cobertura.

Sin embargo, como en los vehículos de renting el seguro ya viene incluido, no tienes la facultad de elegir la cobertura que más te interese, con lo cual, lo único que se puede hacer es contratar un seguro de accidentes complementario para ampliar los límites impuestos en la póliza.

Conductor diferente al arrendatario

En lo que respecta a la conducción del vehículo por parte de otro conductor diferente del arrendatario, son los contratos con la empresa de renting los que deben recoger las condiciones de uso y las relativas al seguro.

Lo normal es que sea el usuario que aparece en el contrato el único que pueda usar el vehículo. En este sentido, si otra persona lo conduce y se produce un siniestro, deberá hacerse cargo de sus daños personales, así como de los que afecten al vehículo. Por fortuna, la aseguradora cubrirá siempre los daños ocasionados a terceros.

La única manera que existe para que diferentes personas puedan circular con el vehículo es que en el contrato con la empresa aparezca el conductor como innominado, es decir, que el vehículo pueda ser conducido por cualquier persona. Si aparece así, hay que revisar bien las condiciones, como la edad del conductor, por ejemplo.

Actualizado el