Renovación de ventanas, principal cambio para el ahorro energético

asdfdf

La mayor parte de la energía de nuestros hogares (hasta un 30%) escapa por las ventanas. De su correcta elección dependerá la reducción de nuestra factura de luz y gas, pero también el impacto medioambiental que conlleva el consumo realizado en nuestros hogares. Te contamos cómo de la mano de Wolly.

Apostar por ser cada vez más ecológicos está de moda, además de ser algo necesario. Pero en pocos aspectos esta apuesta conlleva tan alta rentabilidad como la renovación de las ventanas de nuestros hogares. Se trata de una inversión en la reducción de impacto energético que conlleva una rentabilidad perceptible desde el primer mes y que, además, puede contar con ayudas públicas.

En la calificación energética de una vivienda son esenciales las demandas de refrigeración y calefacción que se ven afectadas por los componentes estructurales de fachada y suelos, así como por las ventanas. Recordemos que entre un 25-30% del desperdicio energético que se produce en nuestros hogares, ocurre por este último elemento que tiene, además un alto impacto medioambiental.

En este sentido, aspectos como la mejora de los huecos o los puentes térmicos pueden suponer un importante ahorro. Además, es clave reducir la pérdida de calor y frío, para lo que es recomendable sustituir vidrios y marcos de ventanas optando por doble acristalamiento. Es importante también escoger bien los materiales y acabados adecuados. Componentes más eficientes aislarán mejor nuestros hogares a la vez que los harán más confortables.

Seleccionar la ventana adecuada para cada vivienda

Elegir la mejor ventana para procurar el ahorro energético puede resultar una ardua tarea. En Wolly cuentan con los mejores profesionales para asesorarte en la forma, marcos y vidrios más adecuados para cada instalación.

  • Vidrio: El vidrio supone tres cuartas partes de la estructura total de la ventana y es además el elemento más expuesto a los cambios térmicos del exterior. Los vidrios UVA (Unidad de Vidrio Aislante) incluyen cámaras de aire con un aislamiento térmico muy eficiente, sobre todo, las de doble acristalamiento con puente térmico relleno de gas de argón.
  • Marco: Es el siguiente elemento de la ventana en importancia en lo que a contribución al ahorro energético se refiere. Entre los principales aislantes destacan la madera y el PVC en contra de los marcos metálicos, buenos conductores térmicos y, por tanto, peores aislantes. Además, si hablamos de reducción de impacto, debemos pensar en que el aluminio es más contaminante, mientras que la huella de carbono de la producción del PVC es más reducida.
  • Sistema de apertura: La apertura y cierre de la ventana es otro de los puntos a los que prestar atención. En el caso de las abatibles, por ejemplo, se pueden superponer los marcos. Esto reduce mucho más las filtraciones de aire que otros sistemas como las ventanas correderas.

Artículo elaborado por Wolly

Wolly es una plataforma digital del sector de la reforma y la reparación que une en un mismo espacio y con el mismo procedimiento la casa y el coche.

Wolly reúne a más de 20.000 profesionales entre mecánicos, pintores, manitas, reformistas, fontaneros, carpintereos, electricistas… y más de 1.300 talleres en toda España a los que el usuario puede solicitar un presupuesto.

Forma parte de Mobius Group, empresa tecnológica especializada en la gestión de flotas y la movilidad corporativa.

Actualizado el