Rehabilitación estructural

Rehab

A veces los cambios de uso modifican las exigencias estructurales,en otras ocasiones los problemas sobrevenidos desde el suelo afectan a cimentación y estructura. La humedad y la exposición al ambiente (más o menos agresivos) es fuente de riesgos para afecciones en las estructuras. Algunos de los problemas pueden ser afrontados con acciones específicas y sencillas, pero otros pueden demandar actuaciones más complejas al afectar a elementos fundamentales de su estructura.

En este artículo vamos a hablar de la rehabilitación estructural en un edificio, una acción en la que se afronta la reparación de elementos estructurales del mismo para solucionar graves incidencias.

Rehabilitación estructural

Los edificios con estructura de hormigón armado, madera o acero pueden enfrentarse a varios problemas a la hora de mantener su estructura ‘sana’.

Las edificaciones que se basan en el hormigón pueden sufrir aluminosis, una alteración progresiva del hormigón en cuya fabricación se ha apostado por Cemento Aluminoso, lo que conlleva la pérdida de firmeza en aquellas estructuras en que se ha utilizado, o inconvenientes relacionados con afecciones en el mineral de la pirita, que pueden reducir la ‘vida’ de los inmuebles realizados en hormigón.

También puede originarse la carbonatación, que deriva en la corrosión de la armadura y el deterioro del hormigón de recubrimiento, por lo que aparecen fisuras consecuencia del incremento de tamaño de las armaduras.

Del mismo modo, y en el caso de que el edificio se construyera con madera, éste se puede enfrentar a agentes agresivos como las termitas, hongos y carcomas, consecuencia muchas veces de la capacidad de este material para absorber correctamente, o no, el agua proveniente del ambiente.

Finalmente, en las estructuras metálicas que existen en algunos inmuebles, el mayor problema que suele surgir en estos edificios es el de la deformación de las mismas, siendo el punto más ‘peliagudo’ el de los nudos.

Por lo general, suelen ser consecuencia más que por patologías ‘naturales’, como las analizadas en el caso del hormigón y la madera, por el empleo de materiales deficientes, un incorrecto mantenimiento o una mala planificación y ejecución de la obra, aunque también pueden ocurrir por defectos en el proyecto y/o ejecución de las obras.

La rehabilitación estructural busca eliminar esas importantes afecciones que aparecen en ocasiones en los inmuebles, tales como fisuras, desprendimientos, grietas, deformaciones, erosiones, madera seca, pilares de hierro afectados por un fuego… y un amplio etcétera.

Cómo actuar ante un problema estructural del edificio

A la hora de analizar la naturaleza del problema y las causas, y evaluar las posibles soluciones a conseguir con la rehabilitación estructural de un edificio, se necesita apostar por estudios que den la mayor información posible y posibiliten conocer todo lo relativo a la construcción, posibles estructuras añadidas con el paso de los años y cómo se interrelacionan con las originales.

Para ello se llevan a cabo lo que podrían denominarse como ‘actuaciones de laboratorio’, tales como extracciones de muestras que deben ser apoyadas en ensayos como la esclerometría, impulsos ultrasónicos…

Todo ello se pondrá en comparación con los requisitos del uso al que se destine actualmente la edificación. Puede que un edificio no sea adecuado actualmente para usar como lugar de grandes cargas de uso (parking, locales de reunión, almacenes, etc), pero sin embargo si es apto con una leve inversión en asegurar la estructura para usos residenciales u oficias)

En cualquier caso, el proceso de rehabilitación de un inmueble ha de ser acometido bajo la experiencia y el asesoramiento de Técnicos competentes en esta materia. Desaconsejando siempre la actuación directamente contratando a empresas constructoras sin establecer un proyecto técnico para la actuación, que justifique y garantice las soluciones adoptadas.

Ayudas para la rehabilitación estructural de edificios

Es importante la intervención de profesionales para asesorar y gestionar colaborando con la propiedad para su obtención. También existen ayudas destinadas a apoyar las obras de rehabilitación de particulares y comunidades de vecinos para mejorar la habitabilidad, permitir el acceso a personas con discapacidad y reducir el consumo energético.

Importante destacar que la experiencia de los técnicos en esta materia de reparación de edificios es muy importante ya que de no ser así los costes previstos pueden asemejarse erróneamente a una obra nueva por la inexperiencia de los técnicos. Y en conclusión el coste económico de la inversión puede que sea mucho mayor de los esperado.

En otras ocasiones también se gasta demasiado en reparar motivado por la incertidumbre que puedan tener los técnicos implicados.

Actualizado el