Rehabilitación de la vivienda para un mayor confort y ahorro energético

wer

Una de las medidas con mayor eficacia para minimizar el impacto energético es a través de la rehabilitación exprés de viviendas.

El objetivo es realizar las suficientes mejoras en las condiciones de bienestar térmico y reducción del consumo energético en la vivienda, a través de soluciones con aplicación rápida, que mejoren las condiciones de confort de las personas convivientes.

Medidas para hacer una vivienda eficiente energéticamente con la rehabilitación

El consumo energético en las viviendas está directamente relacionado con las condiciones climáticas. Un diseño adecuado del mismo, permite una mayor adaptabilidad al clima y condiciones, que hacen que se reduzca el consumo de energía necesario.

Existen diseños pasivos en la construcción del edificio o vivienda unifamiliar, que dependen del clima y situación en la que se encuentre ubicada. Las distintas estrategias que existen son la captación solar, las ganancias internas y calefacción, en caso de encontrarse en los meses fríos, y por el contrario, existen la protección solar y ventilación nocturna.

Han de tenerse en cuenta los costes en calefacción y refrigeración que se asocian a la vivienda dependiendo de la cantidad de energía necesaria para mantener unas condiciones favorables de habitabilidad térmica. Este tipo de gastos, suelen ser los más elevados en los meses fríos.

Las soluciones se clasifican en fachada, electricidad, suelos, cubiertas, carpintería, vidrios y protecciones solares.

¿Cómo comenzar?

En el caso de querer realizar una rehabilitación de la vivienda, sin disponer de fondos para afrontar toda la rehabilitación integral, es aconsejable comenzar por aquellas medidas que, dependiendo de la localización y tipo de vivienda proporcionen el mayor confort y ahorro energético.

Las rehabilitaciones rápidas suelen suponer un ahorro anual que oscila entre los 300 € y los 650€, dependiendo de la vivienda y consumo. Se ha registrado que los mayores ahorros se perciben en climas de invierno y verano más duros.

Si en el interior de la vivienda hay 10ºC, gracias a este tipo de rehabilitación aumenta el porcentaje de tiempo en el que la vivienda está a una temperatura superior a los 18,5 C.

Incorporar acristalamientos dobles con cámara de aire facilita un mejor aislamiento térmico de la vivienda.

Además, es fundamental mejorar las condiciones de ventilación del hogar. De ese modo se evita la estanqueidad del aire, los problemas de temperatura en el interior y las corrientes de aire. Esta es la mejor alternativa sobre todo cuando nos encontramos con elevadas temperaturas.

Muchas personas apuestan cada vez más por una climatización eficiente. Los sistemas de climatización acaparan el 40% y 50% de la energía que se consume en la vivienda. Existen diferentes alternativas, como son las bombas de calor aire-agua, calderas de condensación, suelos radiantes, termostatos inteligentes, etc.

La renovación de los electrodomésticos es una acción que actualmente repercute directamente en las facturas de la luz de la vivienda. Se recomienda renovar los electrodomésticos antiguos por aquellos que disponen de etiquetado de eficiencia energética tipo “A”.

Actualizado el