¿Qué inconvenientes pueden surgir al reformar una casa antigua?

casa antigua

Una reforma siempre contrae riesgos que deben ser analizados y previstos con antelación para mitigar el posible perjuicio que puedan ocasionar en la vivienda. El presupuesto, en este sentido, debe enfocarse en los imprevistos que se puedan generar. Ello no implica que se precise un desembolso excesivo, pero a lo mejor se debe de considerar la idea de ampliar un poco más para no quedarse justos. Antes de ello te recomendamos visitar el Blog de Reformas y Decoración.

Los materiales que precisa una casa antigua no son los mismos que las nuevas pues se han construido de manera diferente. Este factor es muy importante a la hora de tomar precauciones. En este artículos vamos a exponer los problemas que pueden surgir mientras se remodela una casa antigua:

Es posible que los materiales que se emplearon en la última reforma, en el caso de que haya pasado mucho tiempo desde entonces, ya no se encuentren disponibles a la venta en el mercado. Por esta razón, se tiene que analizar el entorno y, en el caso de que falten ciertos componentes, ver de qué manera se pueden sustituir.

Esta carencia tiene su parte positiva, puesto que los elementos han ido evolucionando poco a poco hacia materiales más ecológicos, fáciles y rápidos de instalar o más baratos para el bolsillo, por lo que a día de hoy se ofrece un abanico amplio de posibilidades. Las reformas en Barcelona, además, garantizan un servicio óptimo al cliente por su alta especialización en el mercado y la atención que presumen.

Por otra parte, se podría aprovechar la reforma de la vivienda para revisar a fondo la caldera y las instalaciones eléctricas, ya que si son muy viejas podrían provocar accidentes con mayor facilidad o se podrían encontrar fugas de gas o agua en las tuberías. Un sistema adecuado no solo permite una eficiencia energética, sino que previene los posibles daños a la salud que puedan causar, además de las humedades y la concentración filtraciones en las paredes de la vivienda.

Ya que se analiza si el sistema de consumo energético se encuentra en condiciones óptimas, también se debería considerar si es el más adecuado para el hogar, atendiendo a las características de la casa y al uso que se le otorguen a los espacios. Puede que en su época fuese el mejor sistema, el más económico, pero en la actualidad se puede gozar de equipos que recogen fuentes renovable, como las placas solares, y que conducen a un ahorro de hasta el 60 % en las facturas eléctricas.

Seguro que las paredes se pintaron con pintura de plomo. Este elemento fue muy popular en su tiempo, pero a día de hoy se considera como uno de los más contaminantes del planeta por sus propiedades tóxicas. Las empresas de reforma en Barcelona se decantan, en este sentido, por la pintura aislante, un nuevo sistema “inteligente” que permite un considerable ahorro en la calefacción del hogar, atrapa el calor en épocas de baja temperatura y refresca el entorno durante los meses de verano.

Y, por supuesto, considerar si las ventanas y puertas de la vivienda poseen un buen aislante o si es preciso cambiar de instalación. Este revestimiento evita las fugas de aire y mantiene la temperatura de la casa en óptimas condiciones.

Otra buena iniciativa podría ser la de instalar sistemas domóticos en la vivienda, de tal manera que se puedan programar los usos de los electrodomésticos, vigilar desde el teléfono móvil la casa mediante cámaras de seguridad o activar el alumbrado con sensores de movimiento. A través de un control remoto, la vivienda no solo garantiza comodidad, sino que además, protege a los huéspedes.

En definitiva, adapta tu vivienda antigua a las ofertas de la actualidad. Las casas se deben diseñar con el objetivo de satisfacer las necesidades y acomodar, a los que viven en su interior, sin afectar a la estabilidad ni poner en peligro su estructura física.

Actualizado el