¡Únete!

¡Inscríbete gratis y recibe las mejores ofertas a través de "Territorio Ahorro"!

¡Suscríbete!

¿En qué consiste el reciclaje de coches?

Reciclaje

La importancia del reciclaje en el mundo es cada vez mayor. La sociedad está cada vez más concienciada con los trabajos relacionados con el reciclaje y el mantenimiento del medio ambiente. Mitigar el proceso del cambio climático es un proceso fundamental y está en nuestras manos.

El reciclaje tiene muchos beneficios, tales como: reducir el volumen de desechos y contaminación, preservar los recursos naturales, ahorrar energía, lo que reduce la dependencia del petróleo y reducir los costos asociados con la producción de nuevos productos.

Más allá de dejar clara la importancia del reciclaje, durante este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre el reciclaje de coches.

La importancia del reciclado de coches

Actualmente, en España, tienes que enviar tu coche viejo a un centro de reciclaje autorizado (CAT). Es decir, no vale llevarlo a cualquier desguace y, mucho menos, abandonarlo en cualquier lugar.

El proceso es un poco más largo que simplemente estacionar en un descampado y decir adiós. El reciclaje de vehículos tiene muchos beneficios, entre los que destaca el hecho de que un millón de coches reciclados pueden reducir las emisiones de dióxido de carbono en casi 100,000 toneladas. Ese número podría aumentar si se reciclan más y más vehículos que ya no están en uso.

Hoy en día en España se recupera hasta el 87% del peso total de vehículo, reciclándose un 76% y valorizándose energéticamente el 11%. Por tanto, el principal motivo por el que es importante reciclar un coche es la eliminación de la emisión de dióxido de carbono.

¿Y qué se recicla de un vehículo?

Ahora debes estar haciéndote esta pregunta: ¿qué se recicla de un vehículo? Los centros dedicados son los encargados de seleccionar los materiales que se pueden reciclar para luego utilizarlos en nuevos productos, como electrodomésticos o botellas. Los materiales reciclables para automóviles se dividen en dos grupos principales:

  • No tóxicos: Las chapas y otros metales como el aluminio o el cobre del chasis o los neumáticos permiten reciclar el 75% de la funcionalidad; los plásticos presentes en el interior del coche, cables o parachoques; el 3,5% de los cristales de lunas, parabrisas o faros se reciclan y no se utiliza como productor de energía; el caucho de las ruedas de los automóviles es uno de los elementos más utilizados posteriormente; el 1,2% de las fibras textiles (por ejemplo, tapicería) se utilizan para producir energía.
  • Tóxicos: Los filtros de aceite se separan para aprovechar las partes metálicas; los fluidos como el anticongelante, el aceite o el líquido de frenos son los primeros que se extraen, aunque no se pueden utilizar para generar energía; finalmente, se drena la batería recuperadora de ácido y el Metal y las piezas de plástico están separadas.

Ahora sabemos lo que se recicla en el coche. Por supuesto, cuanto más nuevo es el coche, más se puede reciclar. Los vehículos de más de 10 años son los más difíciles de reciclar.

¿En qué consiste el reciclado de un vehículo?

Por supuesto, el proceso de reciclaje de un automóvil comienza con nosotros y se deben seguir ciertos pasos:

  • En primer lugar, el coche debe estar registrado en Tráfico. Hay dos opciones: hacerlo tú mismo o directamente en el desguace, que debe proporcionarte un certificado de destrucción del vehículo y el trámite de baja final del automóvil.
  • Si optas por hacerlo tú mismo, deberás acudir a un Centro Autorizado de Tratamiento de Vehículos (CAT), el cual deberá contar con un permiso para realizar el proceso de descontaminación y reciclaje.
  • Una vez allí, CAT evaluará el auto y hará una oferta. Por supuesto, para hacer esta oferta entran en juego factores como el estado del vehículo (cuanto más nuevo sea el coche, mejor será la oferta). ¿Por qué? Debido a que el negocio de la chatarra es a través de la reventa de piezas, cuanto mejores son, más ganancias obtienen.
  • Cuando aceptes la oferta y dejes el coche en CAT de forma permanente, seguirán retirando componentes y residuos peligrosos para descontaminarlos (aceite, residuos de combustible, anticongelante...). Este proceso es el mismo en todos los coches.
  • Una vez descontaminado el vehículo, los elementos reutilizables se clasifican y retiran para que los futuros compradores puedan aprovechar estos componentes (neumáticos, amortiguadores, retrovisores...).
  • Finalmente, el resto del automóvil se comprime en una trituradora y se convierte en chatarra. Esto, posteriormente, se segrega en empresas especializadas en reciclaje donde se ocupan de separar metales, vidrio y otros elementos útiles.
Actualizado el