¿Qué vidrio elegir para escaparates?

Soluglass

Un buen escaparate debe cumplir dos funciones fundamentales: de protección y exhibición de la mercancía.

Doble Acristalamiento para escaparates

El doble acristalamiento es un tipo de vidrio que consiste en el acoplamiento de dos o más láminas mediante la interposición de un intercalario de espesor variable que suele ser de aluminio. Para que los vidrios se adhieran perfectamente y formen la unidad de vidrio aislante, primero se aplica un pegamento especial, luego se pasa el vidrio por una prensa especial, con el fin de obtener una cámara sellada entre los dos vidrios entre los que puede haber aire o, alternativamente, inyectar gases nobles, como el Argón, para aumentar aún más el aislamiento térmico. Finalmente, el doble acristalamiento se sella permanentemente para maximizar el aislamiento térmico y acústico del doble acristalamiento.

Una vez que el sellado se ha solidificado, el vidrio se puede montar en cualquier tipo de ventana, incluidos escaparates de comercios. Pero para que sirva de escaparate es fundamental incrementar las características de seguridad del doble acristalamiento. De hecho, al igual que el vidrio de seguridad, el doble acristalamiento también puede hacerse más resistente con un procedimiento similar al que se utiliza para producir el vidrio laminado. El doble acristalamiento de seguridad conserva todas las características de aislamiento térmico y acústico que ofrece el doble acristalamiento tradicional, pero además garantiza los mismos niveles de seguridad que ofrece el vidrio laminado.

Doble acristalamiento con vidrio laminado de seguridad para escaparates

Realizado mediante la combinación de diferentes capas de vidrio utilizando una película plástica adhesiva especial, el doble acristalamiento laminado es capaz de garantizar altos niveles de protección contra vandalismo, asaltos y robos. Es decir, en caso de rotura, el doble acristalamiento laminado no se rompe del todo, por tanto, no representa un peligro para las personas. Además, al utilizar un mayor número de películas plásticas y vidrios de mayor espesor, es posible obtener vitrinas antivandálicas, antidelincuencia o antibalas que conservan todas las características del doble acristalamiento.

Otro punto a destacar se refiere a las dimensiones de las ventanas, que influyen en gran medida en la disipación del calor: de hecho, esta cifra aumenta en proporción al tamaño de las ventanas. Dado que los vidrios de escaparate suelen ser mucho más grandes que las ventanas normales, es fácil comprender cómo la pérdida de calor puede afectar significativamente el consumo de las tiendas y los establecimientos públicos, especialmente si tienen más de una vitrina. La elección del doble acristalamiento para la realización de los escaparates de tiendas, bar o lugares públicos puede, por tanto, tener un efecto positivo en el presupuesto de mantenimiento, al tiempo que garantiza la protección contra el vandalismo o los intentos de allanamiento y robo.

Multifuncional y versátil, el doble acristalamiento es, por tanto, ideal para la realización de escaparates y espacios públicos, cumpliendo las principales normativas de seguridad y permitiendo reducir las emisiones de partículas contaminantes a la atmósfera, gracias a su capacidad para eliminar las pérdidas de calor a través de las ventanas.

Actualizado el