¡Prepárate para el frío!

invierno

En los últimos días ha comenzado a aparecer los cambios de temperatura, y de llevar manga corta a ponernos la chaqueta. Con la llegada del otoño, se acerca el momento de preparar la vivienda para el frío. Aunque todavía no nos ha golpeado el duro invierno, el frío no tardará en aparecer, por lo que es fundamental empezar a acomodar la casa para esta estación fría del año.

 

No basta con encender la chimenea y ya está, hay que llevar a cabo un mantenimiento previo. De esta forma, podrás ahorrar calor y optimizar su beneficio para hacer frente a la bajada de las temperaturas.

 

Desde Terramar Chimeneas queremos darte una serie de consejos sobre cómo preparar la chimenea de leña de casa. No hay nada mejor que sentarse en el sofá frente a la chimenea, ¿verdad? Pero esta debe estar completamente preparada para su uso.

 

La limpieza de la chimenea es la parte principal de su mantenimiento, por lo que lo primero que debemos hacer es limpiar el tubo de escape de humo, debe estar en buen estado para que no cause ningún problema. Con un cepillo de hollín especial, movemos de arriba a abajo y eliminamos toda la suciedad.

 

Si ha estado libre de mantenimiento durante mucho tiempo, lo mejor que puede hacer es usar un químico para mantenerlo intacto, puede usar un deshollinador o un deshollinador de mantenimiento catalítico. En el primer caso, basta con poner los leños en la chimenea hasta que se queme por completo (unas 3 horas), y si usamos el deshollinador catalítico, solo necesitamos meter una bolsa en la chimenea cada semana y asi  eliminar al menos tres meses de hedor.

 

Finalmente, continuaremos limpiando el cristal de la chimenea con el apoyo de un limpiacristales especial para la chimenea u horno, y remitiremos a sus instrucciones.

 

La seguridad de su chimenea de leña

 

Después de limpiar la chimenea de leña, es importante asegurarse de que todo funcione correctamente. La seguridad es un factor muy importante para evitar accidentes. Desde Terramar Chimeneas, le recomendamos que revise el estado externo de la chimenea, revise los vidrios y las juntas de la puerta, si los encuentra desgastados, reemplácese.

 

Si su estufa de leña está abierta, revise la rejilla para ver si funciona. Asegúrese de que la parrilla se ajuste bien para que tanto las mascotas como los niños no estén en peligro y estén a salvo del fuego. De esta sencilla forma, seguro que podrás disfrutar de la calidez especial que emite tu chimenea.

 

Como puede ver, puede darle a nuestra chimenea un nuevo aspecto en tan solo unos sencillos pasos. No toma mucho tiempo y nos aseguraremos de que la chimenea esté impecable.

 

¿Has preparado tu chimenea para soportar el frío?

Actualizado el