¿Por qué las energías renovables se van a impulsar durante el 2021?

adads

Con una sociedad cada vez más concienciada con el problema medioambiental y el cambio climático, se ha producido un gran aumento de personas, empresas y gobiernos adoptantes de una forma de consumo energético verde, sostenible y sin apenas perjuicio para el entorno. 

A continuación, veremos algunas de las razones que justifican el crecimiento vivido por las renovables durante el año 2020 y que responderán a la pregunta planteada en el título del artículo.

  • La gran apuesta de China

El gigante asiático ha sido, sin duda, uno de los grandes causantes de este impulso renovable. En 2020, las instalaciones de energía renovable sumaron en China una potencia de 136GW, que duplicaron los registros de grandes potencias como EEUU o la propia Unión Europea. Los principales motivos de este dato son:

  • La tendencia creciente en la adopción de energías renovables (sobre todo la energía solar fotovoltaica) por parte de particulares.
  • Impulso gubernamental. El objetivo para el 2050 es llegar a 1.300 GW de capacidad solar.
  • Mayor adopción por parte de las empresas.
  • Un coste de instalación y mantenimiento cada vez más barato.

Todos estos motivos han hecho que China se postule como uno de los grandes líderes mundiales en energías renovables, manteniendo a su vez el liderazgo absoluto en cuanto a energía solar fotovoltaica (actualmente, más del 60% de las placas solares instaladas se encuentran en China). 

Este crecimiento no es sorpresa y se espera una mayor progresión con el paso del tiempo, de manera que le permita convertirse en el país el referente a nivel mundial y, por lo tanto, el modelo a seguir en consumo energético renovable.

  • Recuperación estadounidense

Si bien es cierto que las instalaciones de energía renovable en viviendas particulares en EEUU cayeron gravemente (casi un 20%) durante el comienzo del año 2020 (en parte consecuencia de una situación convulsa tanto a nivel político como a nivel sanitario que impedía a la población si quiera plantearse esto), lo cierto es que en los últimos meses del año, el país norteamericano siguió la estela de China y se multiplicaron las instalaciones de energía renovable, que acabaron por agregar, por ejemplo, 19 GW de energía solar total.

Además, este impulso no será un caso excepcional, sino que las declaraciones desde el Gobierno norteamericano han dejado entrever una política mucho más sostenible y respetuosa con el medio ambiente. De hecho, el objetivo marcado es el de lograr un 80% de energía limpia en 2030 y una red 100% verde en las próximas décadas.

  • El despegue renovable en España 

El año 2020 también fue positivo para las energías renovables en España. Pese a una situación económica progresivamente más complicada, la producción eléctrica de las energías renovables alcanzó datos históricos (43,6% de toda la electricidad producida en España).

Estos buenos datos se han logrado gracias a una mayor apuesta por energías como la solar o la eólica:

  • Si contemplamos los registros de energía solar, en 2020 se instalaron 596 MW de nueva potencia fotovoltaica en autoconsumo, un 30% más que en el año anterior (459MW en 2019). El reparto de estas instalaciones por sectores es el siguiente: 56% en el sector industrial, 23% en el sector comercial y 19% en el sector doméstico, que es donde más ha aumentado el autoconsumo y donde mejor podemos observar la apuesta de los españoles por las renovables.
  • En cuanto a la energía eólica, podemos señalar que España fue, en 2020, el cuarto país del mundo con un mayor número de nuevas instalaciones, alcanzando una potencia instalada de 27.446 MW (casi un 7% más que en 2019). Además, la energía eólica ha continuado afianzándose como la principal aportadora de tecnología renovable (49,7% del total) seguida por la hidráulica (27,7%) y la solar fotovoltaica (13,8%).

Además, España tratará de impulsar aún más este crecimiento. En correlación a los objetivos de China y EEUU, la meta española, reflejada en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, es la de alcanzar el 74% de generación eléctrica renovable en 2030 y el 100% en 2050, aprovechando además la gran rentabilidad de estas instalaciones en España (por ejemplo, en cuanto a energía fotovoltaica, España es uno de los países con más horas de sol y con menor coste de instalación, 33 $ / MWh).

Estos solo son algunos de los grandes países que buscan alcanzar la eficiencia energética de la mano de las tecnologías renovables, y anticipa un movimiento a escala global que impulsará aún más el sector durante este año 2021.

 

Actualizado el