¿Por qué la energía solar es la más barata?

asdad

Según una investigación publicada por la Agencia Internacional de Energía (AIE), la energía solar es actualmente la fuente de electricidad más barata. Mucho más barato que el carbón y el gas. Esto se debe a las políticas que fomentan el crecimiento de las energías renovables.

Esta nueva situación se presenta de manera consistente con lo que podría ser necesario para intentar limitar el calentamiento global medio a un máximo de 1.5º C, en lugar del 2.0 ºC existente. El objetivo de este desarrollo sostenible es mejorar las cifras de emisiones netas cero para el 2050 en lugar del 2070. Esto incluye medidas significativas de emisiones durante la próxima década, impulsadas principalmente por el aumento de la producción eólica y solar, además del cambio en la circulación con vehículos de emisiones cero.

La AIE ha descubierto que la energía solar es mucho más barata, hasta un 50% más barata que las estimaciones de años anteriores.

La energía solar, más barata que el carbón y el gas

Los informes realizados por la Unión Europea, estiman que la energía solar se está convirtiendo en la principal fuente de energía más económica. Se prevé que durante la próxima década domine cada vez más el mercado.

La Unión Europea, por ejemplo, estableció el objetivo de obtener el 32% de su energía de fuentes renovables para el año 2030.

En la mayoría de los países, es mucho más barato construir granjas solares que nuevas centrales eléctricas de carbón y gas. Algunos de los mercados más grandes del mundo: EEUU, Europa, China e India, tienen un costo de generación de electricidad de entre 35 y 55 dólares por megavatios hora.

¿Por qué son más baratas?

Según el informe de la Agencia Internacional de Energías fósiles, la energía renovable es cada vez más barata que cualquier otra fuente eléctrica basada en combustibles fósiles.

La nueva energía solar fotovoltaica y la energía eólica cuestan menos de mantener en funcionamiento que muchas de las plantas de carbón. Esta tendencia se está acelerando, lo que favorece a la reducción gradual del carbón por completo.

Más eficiencia energética en los hogares

La existencia de energía fotovoltaica en los hogares permite un mayor ahorro energético, desde el propio uso para la vivienda, hasta la alimentación de los vehículos eléctricos.

Por ejemplo, según los estudios de BNEF, cambiar a bombas de calor en lugar de calderas de gas tradicionales hace que los edificios y viviendas sean mucho más eficientes Además, conducir un vehículo eléctrico también consume hasta tres veces menos energía que un motor de combustión convencional.

Si hablamos de generación de energía, se cree que el carbón es menos eficiente para producir electricidad, debido a que en el proceso pierde el 65% de la energía de la quema del combustible. Por el contrario, la pérdida de energía generada de forma eólica es prácticamente nula.

Actualizado el