¿Por qué es importante el mantenimiento de la caldera?

adasd

Realizar periódicamente el mantenimiento de la caldera supone un ahorro económico y mayor seguridad en el hogar. Tenemos la costumbre de acudir al técnico en los momentos que la caldera presenta una avería, pero la realidad es que esto es un error. Si solo contactas con el técnico cuando tu caldera necesita una reparación, el gasto económico puede ser superior. Por otro lado, si haces la revisión de la caldera cuando corresponde la vida útil de la caldera será mayor.

Por tanto, organizar con tiempo la revisión de la caldera te ayudará a ahorrar dinero y tiempo, a su vez, alargará la vida útil de la caldera.

Ventajas de realizar el mantenimiento de la caldera de gas a tiempo

Son varías las ventajas de realizar el mantenimiento de calderas de gas natural. Entre ellas nos encontramos con:

Seguridad en el hogar

Si la caldera sufre una avería puede poner en riesgo la vida de las personas que habitan en el domicilio. Para evitar dicho riesgo contacta con tu técnico de calderas para que haga la revisión anual recomendada.

Cumplimiento legal

Para seguir las normativas legales debes realizar la revisión periódica de tu caldera. En caso de no hacer estarías incumplimiento la ley.

Ahorro económico

Si se produce una avería en tu domicilio el gasto será mayor ya que el presupuesto variará en función de la reparación que el técnico tenga que realizar. También se debe tener en cuenta que una caldera que no funciona correctamente implica un aumento en las facturas, ya que, si la caldera no está en perfecto estado, el consumo será mayor. Además, realizar las revisiones periódicas evitará este tipo de imprevistos.

Aumento de la vida útil de la caldera

Si realizas el mantenimiento adecuado a tu caldera aumentará su vida útil.

¿Cuándo debo hacer la revisión de la caldera?

El Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) nos indica que la revisión de la caldera debe realizarse cada dos años de manera obligatoria.Así mismo, se recomienda realizar revisiones anuales para evitar fallos y mantenernos seguros en el hogar. No hay que confundir la revisión de la caldera que, como hemos comentado, es cada dos años, con la Inspección de Gas Natural que se realiza cada 5 años.

No realizar la revisión de la caldera, además de, no cumplir con la normativa, puede llevar a fallos como por ejemplo la ausencia o reducción de agua, corrosión o incluso una explosión.

Conclusión

Realizar periódicamente la revisión y el mantenimiento de la caldera supone que se encuentre en buen estado y estar seguros en el domicilio. Si tienes dudas de que tu caldera puede tener una avería contacta con especialistas que hagan la revisión oportuna.

Actualizado el