Placas solares para comunidades de vecinos

Placas solares

Cada día vemos más y más instalaciones solares en nuestras ciudades, casas y empresas. Y es que no es para menos, la energía solar está de moda y tiene su explicación: la progresiva reducción del precio de los equipos, se une a las ayudas que ofrecen las administraciones para impulsar las renovables sumado a que desde abril, por fin, queda regulado el autoconsumo con notables ventajas para el consumidor medio. Todo esto ha conseguido recortar sustancialmente el periodo de retorno de la inversión convirtiendo la energía solar en una apuesta de lo más rentable y segura.

Si queremos obtener todos estos beneficios, también hemos añadido el siguiente dato: gracias al RD 244/2019 se regula el autoconsumo común, y ahora hemos encontrado la solución ideal para impulsar la transición energética, que está en las manos de la gente. Las regulaciones anteriores son el primer paso, por lo que además de proteger el medio ambiente, las comunidades vecinas también pueden optar por reducir las facturas de la luz; generar y consumir su propia energía renovable. Sin embargo, en el papel es más fácil de entender y ahora tenemos que trabajar duro para hacerlo realidad.

Cuando un vecino de un barrio decide apostar por la energía solar para su propio uso, ¿qué pasos debe dar? ¿Dónde deberíamos comenzar las negociaciones? ¿Qué tan rentable es? ¿Se puede convencer a otros vecinos del presupuesto del presupuesto? Estos y otros problemas son los que esperamos solucionar a través de este post, y el entusiasmo que traemos es como el verano que pasamos. Salgan de dudas con Sergio Piña.SL Energía Solar y Aire Acondicionado

¿Es posible llevar a cabo una instalación de placas solares en bloque de viviendas?

Esta es la primera pregunta que debemos hacernos a la hora de afrontar la instalación de estas funcionalidades. Debido a problemas de espacio y ubicación, es imposible instalar paneles solares en todos los techos. El lugar ideal para instalar paneles solares (ya sean células fotovoltaicas o baterías híbridas) es donde la luz solar pueda brillar verticalmente durante el mayor tiempo posible del día. Sin embargo, el hecho de que sea imposible colocar paneles solares en el propio techo no debe hacernos tirar toallas. La ley prevé 3 posibilidades diferentes, que podemos utilizar para el autoconsumo compartido:

  • Compartir el mismo edificio residencial, instalación de placas solares en la azotea compartida de nuestro edificio.
  • Instalación en el edificio contiguo, en un radio de 500 m; en donde la instalación se ubicaría en el edificio vecino.
  • Compartir 14 dígitos de la referencia catastral, en donde la instalación se colocaría, también, en un edificio vecino

¿Cómo llegar a un acuerdo con mis vecinos para instalar placas solares en mi comunidad?

Para implementar el proyecto del que estamos hablando, todos debemos recordar que este es un proceso largo y debemos tener un alto grado de paciencia, por lo que intentaremos no cansarnos en el proceso. El diálogo previo con la comunidad es muy importante, por lo que los argumentos apropiados descritos en esta publicación de blog nos arman y hacen que nuestras ideas sean valiosas.

En primer lugar, solo un tercio de los propietarios votaron a favor de colocar el dispositivo en una plataforma pública. Aquellos vecinos que no quieran formar parte de las instalaciones colectivas no están obligados a participar, ni tienen que participar. Según la LPH, el acuerdo debe incluirse en el acta de la reunión (especial) de propietarios, que se realizó a solicitud del presidente o una cuarta parte del número total de propietarios. La votación se puede realizar por escrito, por lo que se considerarán válidos los archivos con un tercio de los votos de los vecinos en el acta de la reunión.

Una vez sabemos cuántos vecinos quieren participar en la instalación de autoconsumo compartido, es el momento de contactar con la empresa instaladora (puede hacer este paso en el diálogo anterior). La empresa instaladora necesitará una serie de datos sobre la ubicación del edificio, el estado de la cubierta, el número de participantes interesados ​​y su consumo, y el número de plantas. Una vez que estos datos están claros, la empresa puede realizar un estudio de luz diurna, que se puede mostrar en forma de presupuesto después de la entrevista. No olvides que en EndeF ejecutamos todo el proceso desde el diseño de la instalación, la instalación en sí y la legalización, incluido el diálogo con los comercializadores cuando sea necesario.

Y… ¿El reparto de energía?

En este punto del proceso, nos preguntaremos, ¿cómo distribuiré la energía? Bueno, en un principio lo decidieron los vecinos interesados, si se llega a un acuerdo de distribución, no hay necesidad de cumplir con la ley. Cuando cumplimos con la normativa, si no se llega a un acuerdo, la normativa se asignará según la potencia de contratación de cada vivienda. Cuando se informa al comercializador de la decisión de distribución, la decisión de distribución solo se puede cambiar una vez al año.

¿Cómo se mide la energía que generamos y consumimos?

Para poder medir tanto la generación de nuestra instalación como los consumos propios de cada vivienda, junto a la nueva instalación deberá instalarse un nuevo contador. Este contador medirá la energía generada por la instalación comunitaria fotovoltaica. Ya en nuestro hogar, el consumo que tengamos cada vecino será medido por el contador que todos tenemos instalado en nuestras casas. De la diferencia entre la parte proporcional que hayamos acordado que nos toca de la energía generada y la energía consumida encontramos la cantidad de energía que vamos a verter, o lo que es lo mismo, la cantidad de energía que nos van a compensar.

¿Es rentable una instalación de autoconsumo compartido?

Es importante ser claro y entender que nuestras recomendaciones giran en torno al autoconsumo compartido vinculado a la red. Esto quiere decir que en nuestra factura de luz veremos costes variables (relacionados con el consumo de energía) significativa o completamente reducidos, pero siempre tendremos que afrontar costes fijos (relacionados con la energía del contrato). El comercializador determinará el precio de la electricidad que paga y nos compensará por el precio de la electricidad.

Si el comercializador está regulado, el precio se determinará oficialmente. En el enlace a continuación, puede verificar sus cambios todos los días. Es mejor no pensar que si instalamos equipos de gran tamaño, podemos dejar de pagar los cargos de electricidad o de fantasía por hacer negocios con nuestros equipos. Para ello se necesitan otro tipo de instalaciones que se beneficien de otro tipo de regulación.

Si quieren saber más pidan presupuesto o contacten con https://comufacil.com/sergio-pina-energia-solar-y-aire-acondicionado-sl

Actualizado el