Piscinas elevadas o desmontables

Piscinas desmontables

Quienes tienen la suerte de tener una terraza, jardín o granja pueden poner una piscina para refrescarse cuando hace buen tiempo y llega la temperatura alta, y en ocasiones se encuentran con grandes preguntas: qué piscina móvil comprar.

Debes considerar factores como la edad del usuario, el espacio que tienes y el tipo que te gusta, y otros detalles. Para facilitar su trabajo, este es todo el conocimiento que necesita para comprar una piscina desmontable.

Dónde colocar la piscina

Antes de decidirte por comprar una piscina, debes conocer el espacio del que dispones y dónde la colocarás, por lo que debes considerar cómo montar una piscina móvil. El terreno debe estar nivelado y nivelado, sin rocas, raíces de árboles, etc., ni tuberías subterráneas ni agua, gas o electricidad. Una buena opción es colocarlo sobre una plataforma de hormigón.

La cantidad de litros que necesitas llenar con agua es otro factor a considerar, porque ponerlo en una terraza o techo es diferente a ponerlo en un huerto, y el material del que está hecho también afectará su peso. No dude en preguntarle al vendedor al comprar, para no estar descontento en el futuro.

Tipo de piscinas

Lo primero que debe hacer es elegir la piscina móvil o elevada que desee, por lo que debe conocer los diferentes tipos a la venta, desde piscinas inflables y tubulares hasta piscinas de estructura rígida. Su precio variará según su material, tamaño, sistema de filtrado y accesorios. Cuanto más grande sea, mayor será la calidad de su material y cuanto más fino sea su sistema de filtración, más caro será.

Si tu presupuesto es limitado, te recomendamos que compres una piscina que esté fabricada con materiales de alta calidad y que sea del tamaño adecuado, aunque sus accesorios sean baratos o haya pocos accesorios, porque siempre puedes comprar mejores accesorios individualmente o posteriormente.

Piscinas hinchables

La piscina más barata del mercado es una piscina inflable para niños. Si consideramos que su tamaño es menor que otros tamaños, es lógico. Sin embargo, son una opción para personas con hogares pequeños y niños. Necesitan unos litros de agua, sin incluir depuradora, y sin costes de mantenimiento.

Si quieres una piscina que también sea apta para adultos y que no sea cara, puedes optar por comprar una piscina inflable más grande, también la puedes encontrar en muchas tiendas y grandes superficies.

Las piscinas hinchables son fáciles de montar porque no tienen estructura y suelen contener una bomba para inflar. Se recomienda cambiarlo cada dos años.

Piscinas tubulares

Las piscinas de plástico o tubulares tampoco son demasiado caras. Están fabricados en PVC con lona y una serie de tubos para mantener la estructura, y son muy duraderos, aunque no estén revestidos. Esta es la mejor opción para aquellos que nunca han tenido una piscina y aún no están seguros de si la usarán con frecuencia. Además, aunque el montaje es más complicado que las piscinas hinchables, es muy fácil descargarlas.

Encontrarás piscinas tubulares de varios tamaños, desde modelos pequeños para niños hasta piscinas grandes aptas para toda la familia. Algunos no incluyen ningún accesorio, mientras que otros están más allá de sus necesidades. Recuerda, de todos modos, que los artículos básicos que debes comprar (si no los incluyes) son protectores de piso, escaleras, cubiertas y filtros.

Piscinas de acero o de madera

Entre las piscinas elevadas encontrarás las de madera y las de acero, las cuales consisten en una lona de PVC recubierta de uno u otro material. El grosor de la lona es lo que incrementa la calidad de la piscina, mientras que el acero y la madera están tratados para soportar las inclemencias meteorológicas (viento, humedad y distintas temperaturas).

Este tipo de piscinas de madera o de acero se venden en multitud de formatos: alargadas, rectangulares y redondas, con distintas decoraciones. Traen la depuradora y algunos modelos también incluyen las escaleras o la cubierta.

Aunque este tipo de piscinas también puede desmontarse, debido a la dificultad de su instalación, no resulta recomendable, por lo que algunos modelos pueden considerarse piscinas elevadas fijas.

Actualizado el