El papel de la domótica en las energías renovables

Domonetio

Por medio de la integración de sistemas domóticos en la vivienda podemos gestionar de manera inteligente diferentes áreas como son la iluminación, la climatización y el consumo de agua entre otras.

En la actualidad las viviendas inteligentes son el futuro, se busca reducir el consumo de energía aumentando de igual manera la comodidad y seguridad, por esto se están dando pasos agigantados para que la unión de la domótica y las energías renovables reduzcan el consumo eléctrico al mínimo llegándose a plantear la reducción a cero en el caso del autoconsumo.

SMART HOME

Una vivienda es inteligente si incluye control de los diferentes sistemas, ya sea el clima, la iluminación, las telecomunicaciones, o las persianas.

Este tipo de viviendas ya cuenta con un control monitorizado, que gestiona y mantiene todos los sistemas de la vivienda bien sea de forma local o remota; este tipo de viviendas son energéticamente eficientes ya que reducen al máximo el uso de la electricidad, queriendo evitar el uso de combustibles fósiles; es en ese momento donde se debe dar entrada a las energías renovables.

Domótica y energía Fotovoltaica

Actualmente la energía fotovoltaica es la única que permite el autoconsumo, es por esta razón que encontramos más frecuentemente edificios con este tipo de energía optimizando el consumo y gestionado por medio de una instalación domótica.

Las ventajas de una vivienda con energía fotovoltaica

  • Ahorro económico gracias al ahorro de energía
  • Comunicación fiable y directa entre la persona, la domótica y la vivienda
  • Comodidad y Bienestar

Domótica y Energía Solar

La instalación de placas solares genera un ahorro considerable en las viviendas, y no solamente ayuda al bolsillo de los consumidores, sino que tiene un fuerte impacto en la reducción de la contaminación, así que estaremos ahorrando mientras cuidamos el planeta; el uso eficiente de la energía unido a la domótica permite una sincronía perfecta entre el ahorro y la eficiencia.

Unos ejemplos claros de lo que estamos hablando es la reducción del consumo en los siguientes apartados:

  • Calentar agua utilizada para uso sanitario o para el clima en los radiadores instalando paneles solares térmicos convencionales o los más novedosos con colectores de tubos de vacío para que se caliente el agua directamente.
  • Control de la Electricidad: para esta se utilizan paneles solares fotovoltaicos eficientes y generan mucha más energía por metro cuadrado.

Estas dos soluciones, por citar algunas, permiten ser monitorizadas y reguladas dependiendo del gusto del usuario, estos sistemas se pueden adaptar a la demanda de cada vivienda; sistemas que nos permitirán reportes para optimizar el ahorro.

Si unimos la domótica y las energías renovables conseguiremos que la comodidad de cada vivienda sea un beneficio para el planeta, gracias a la energía renovable podemos conseguir que las fuentes de energía sean mucho más eficientes y podamos ahorrar energía en casa

Actualizado el