Coste del mantenimiento de un barco de recreo


La mayoría de la gente se piensa que poseer un barco no supone un gran desembolso, sino que solo hay que gastar en gasolina y poco más, pero no es así, tener una embarcación de recreo es un lujo que no muchos pueden permitirse, ya que hay una gran cantidad de gastos con los que la gente no cuenta y que supone una gran cantidad de dinero.

Si estás pensando en pasar del alquiler a la compra de un barco, continúa leyendo y te contaremos todo lo que necesitas saber sobre este tema tan desconocido.

¿Qué gastos supone una embarcación de recreo?

Amarre

El primer gasto que debemos tener en cuenta es el de amarre y varado; Este es muy elevado ya que es un desembolso fijo, ya que un barco no puedes guardarlo en tu casa, por tanto, los puertos suelen cobrar bastante por el amarre, ya que saben que los propietarios van a tener que pagarlo.

Está claro que el precio no va ser el mismo en todos los puertos, pero en las zonas del mediterráneo suelen tener costes bastante altos. Como aspecto positivo podríamos destacar que el desembolso del amarre es fijo y anual, por tanto no varía según los meses. Si estás pensando en comprar un barco, te aconsejamos que primero hagas una busqueda de puertos y compares precios, de esta manera ya sabrás cual va a ser el primer gasto que tengas con tu embarcación. Si por ejemplo quisieras sacar tu barco en invierno, (algunos propietarios lo hacen para que no se estropee el casco) eso supondrá un gasto extra.

Seguro

Un barco tiene que estar asegurado al igual que una casa o un coche, ya que puede ocurrir cualquier tipo de incidente; desde que haya un incendio en medio del mar, que el barco se hunda o incluso que entren a robar cuando esté en puerto. Por tanto a la hora de contratar un seguro, tienes que comparar las distintas compañías y los distintos tipos de seguros. El motivo principal de hacer esto es porque hay muchas cláusulas y lenguaje técnico que puede resultar todo un rompecabezas. Por lo que es importante que cuando vayas a contratarlo tengas claro todos los detalles que te cubre tu seguro, informarte correctamente e intentar que se adapte a tu presupuesto. Antes de comprarte el barco, es muy importante que tengas en cuenta que vas a tener que destinar un porcentaje del presupuesto a las primas del seguro. Por tanto, cuando tengas en mente el barco que deseas, lo mejor es que hagas una estimación de que precio te van a cobrar por el seguro, ya que cada barco es un mundo, y hay muchos factores que van a influir.

Gastos Operacionales

Este gasto hace referencia al combustible. Un barco gasta muchísima más gasolina que un coche, ya solo por las dimensiones que tiene. De hecho debemos saber que no es el mismo consumo el de un velero de tres metros, que el de un crucero. A la hora de comprarnos un barco hay pensar qué uso le vamos a dar y así podremos saber el gasto de gasolina, (por lo menos una idea aproximada).

Gastos de mantenimientos

Estos gastos son en cierto modo a gusto del consumidor; no son un gasto obligatorio o un gasto establecido, sino que depende de cómo quieras tener tu tu barco y como lo que desees invertir en el. Hay muchas personas pudientes que inviertes una gran suma de dinero para que su embarcación cuente con las últimas tecnologías y otros que se conforman con tenerlo en buen estado. Es un gasto que depende de uno mismo.

Burocracia

Estos gastos hay que tenerlos en cuenta siempre, ya que son inspecciones obligatorias que tienen que pasar los barcos cada cierto periodo de tiempo. Como por ejemplo las inspecciones periódicas obligatorias (ITB) y los cambios de bandera.

Otros gastos

Hay muchos gastos que tenemos que tener en cuenta como por ejemplo la comida, los tripulantes, el agua o accesorios recreativos que queremos incluir en el barco.

Como conclusión hemos de tener en cuenta todos estos factores antes de invertir en un barco ya que hay muchas veces que se piensa que comprar una embarcación de recreo solo es el desembolso inicial, pero obviamente hay mucho más detrás.

Actualizado el