Cómo solucionar problemas en redes de saneamiento sin necesidad de obras

asd

Los trabajos de mantenimiento y solución de problemas en la red de abastecimiento de municipios sin necesidad de recurrir a obras para su acceso, se han abierto paso en el sector en los últimos años.

Tradicionalmente, cualquier incidencia que se producía en tuberías, según su complejidad, requería el desempeño de obras que pueden provocar molestias, como ruidos o cortes de calles o carreteras.

El avance en el sector, con equipos tecnológicos más eficaces y precisos, así como una cualificación más especializada del personal dedicado a esta labor, han sido claves fundamentales para conseguir este gran logro.

Las tuberías son elementos fundamentales para el bienestar de la ciudadanía y, sobre todo, para garantizar la salubridad del abastecimiento del agua en los hogares, motivo por el cual empresas como GSC Servicios, pioneros en la implantación de estos trabajos en nuestro país con más de 20 años de experiencia en el sector, han apostado fuerte por una técnica tan avanzada y efectiva como esta, como puede comprobarse en su web.

En qué consiste el procedimiento de pocería sin zanja

Los ruidos que desesperan a las personas que viven o pasan cerca, la generación de residuos, el uso de maquinaria pesada o los cortes de tráfico han sido, tradicionalmente, consecuencias muy inoportunas de los trabajos de reparación de tuberías con el sistema tradicional de apertura de zanja.

La búsqueda de soluciones de alta precisión es lo que ha llevado a la aparición y el auge de esta alternativa, gracias al empeño de técnicos especializados de diferentes países que tenían como prioridad ofrecer una técnica no intrusiva.

Los trabajos de pocería sin zanja consisten en la aplicación de técnicas no intrusivas en las redes de saneamiento y agua potable, trabajando siempre desde el interior de la tubería, sin necesidad de hacer ninguna obra que suponga un impedimento o molestia para conductores o residentes en viviendas cercanas.

De este modo, el trabajo es mucho más rápido y eficaz que recurriendo a prácticas más complejas como estas.

Dispositivos de última generación, una de las claves de estos métodos limpios

Uno de los aspectos más importantes para entender estos avances es el uso de maquinaria especializada para conseguir los objetivos establecidos.

La precisión es una de las características que mejor definen los trabajos de pocería sin zanja, ya que, sin esa exactitud, no se podría alcanzar los resultados esperados.

Apostando por la pocería sin zanja, se pueden solucionar la mayor parte de las incidencias que surgen en los conductores de aguas residuales.

Técnicas más comunes de rehabilitación de la red de alcantarillado sin obras

La manga continua o el sistema packer son solo algunos de los ejemplos más frecuentes de prácticas que desarrollan los profesionales expertos en esta materia.

Además, las inspecciones con cámaras CCTV son un gran avance, ya que, con ellas se ahorra tiempo y esfuerzo en determinar el origen del problema a tratar.

Por otra parte, la tecnología LED también ha supuesto una gran contribución para la rehabilitación de tuberías y demás conductores que componen la red de abastecimiento de aguas residuales. Con ella se rehabilitan las tuberías en el mínimo tiempo posible sin necesidad de hacer obra.

El sistema Sprayform es otro de los métodos más utilizados para solucionar incidencias en las bajantes de los edificios, sin necesidad de recurrir a obras complejas que puedan causar otros problemas, y sin necesidad de romper paredes ni suelos.

Por último, el sistema UVA PowerLight y el robot fresador de última generación son otros recursos fundamentales de empresas de referencia en el sector, como es el caso de GSC, empresa pionera en el desempeño de trabajos de este tipo sin necesidad de tareas intrusivas.

La experiencia es un grado y, en el caso de esta empresa, su personal cuenta con un criterio profesional fruto de sus más de 20 años resolviendo incidencias en la red de tuberías.

Actualizado el