Motivos para elegir un coche pequeño

En las grandes ciudades está claro que el espacio se aprovecha al máximo. Eso pasa con las medidas de las calles o las plazas de aparcamiento. Además, en la actualidad la moda es comprar grandes y espaciosos coches que, en ocasiones, nos pueden acarrear problemas. Veamos cuáles son las ventajas de comprar coches pequeños.

Beneficios de tener un coche pequeño

Precios menores en este tipo de vehículos

Cuanto más grande sea el coche, más caro es. Así es el mercado hoy en día, más allá de las prestaciones. Que sea un coche pequeño no significa que sea un coche que no tenga prestaciones ni tampoco que no quepan adultos detrás. Puedes tener las mismas prestaciones que en un coche grande pero, al ser más pequeño, será más económico.

Amplia gama de modelos pequeños

Comprar un coche no significa tener un Smart, hay muchos coches considerados pequeños, pero de todos los estilos. Suelen ser 3 puertas y tener una longitud menor de 4 metros. Si que es cierto que, si vas a comprarte un coche pequeño y tienes hijos, intenta que sea de cinco puertas. Meter al niño en el coche, sobre todo si va en sillita, puede ser muy incómodo si tienes que hacerlo desde la puerta delantera, bajando el asiento.

Fácil de aparcar

Si habitualmente te mueves por ciudad y te toca aparcar cada día en el primer hueco disponible, necesitas un coche pequeño. Olvídate de tener que dar vueltas innecesarias y ahorra tiempo y dinero (en combustible y desgaste del coche) aparcando con mayor facilidad que con otros modelos

No renuncies a tener más espacio

Para muchos contar con un coche pequeño es renunciar a espacio. Pese a que mucha gente piensa que necesita grandes maleteros, luego nunca los llenan y, además, existen modelos de coche pequeño con un gran maletero.

Vehículos pequeños más ligeros y de menor consumo

Además de ser coches menos pesados, los vehículos pequeños consumen mucho menos que un todoterreno o un berlina de gran tamaño. En cuanto a qué combustible es mejor si vas a comprar un coche pequeño, debes valorar tus necesidades, el presupuesto que tienes disponible y durante cuánto tiempo consideras que lo vas a tener. Al ser ligeros la conducción suele ser más relajada y permite realizar maniobras de forma más ágil y sencilla.

Actualizado el