¡Únete!

¡Inscríbete gratis y recibe las mejores ofertas a través de "Territorio Ahorro"!

¡Suscríbete!

“Podemos estar ante una gran oportunidad de inversión en la criptominería”

serindustria

Toda crisis genera oportunidades y así cómo lo que lamentablemente acontece, entre Rusia y Ucrania, abre posibilidades a la producción de alimentos y energía para nuestro país, también despierta expectativas para las criptomonedas.

“Esto limpia muchas empresas que en realidad son estafas, educa al inversor porque ve que el mercado es cíclico”, le dijo a Ser Industria Radio, Benjamín Rosatto, integrante de Aeternam Broker. El joven especialista estudió Comercialización en la UCALP, cuenta con diplomaturas en la Escuela Austríaca y lleva años en el mundo cripto, aseguró que el sistema “se está consolidando”.

Afirmó que la situación que atraviesan las monedas digitales “limpia muchas empresas que en realidad son estafas” y “educa al inversor porque ve que el mercado es cíclico”. Agregó que, además, quedan en pie “los proyectos o las empresas que mejor invirtieron y asignaron recursos durante el ciclo alcista”.

Sostuvo que hay que estar pendientes de septiembre y ver qué dice la Reserva Federal con las nuevas políticas de tasas de interés y destacó las posibilidades para la minería en nuestro país, a partir del costo de la electricidad.

¿Qué está pasando con bitcoin y las demás criptomonedas?

Buscando fundamentos de lo que hizo que entremos en un ciclo “bajista” en el mercado y en el ecosistema, hay que aclarar que la cuestión macroeconómica afectó también a otros tipos de activos financieros, como las acciones y commodities. Nos encontramos en una situación compleja, por razones que están dentro y fuera del ecosistema. Por nombrar algunas, desatando la crisis inflacionaria que vive el mundo, con 8% de inflación en el dólar, la Reserva Federal ajustó las tasas de interés para afrontar la inflación. En lo macro, eso desencadena una corrección en renta variable, es decir, los índices de Bolsa donde se encuentran las acciones. Y esto afecta a activos como las criptomonedas. Luego tenemos fundamentos internos. Hubo grandes caídas como sucedió con LUNA que tuvo un fallo en su lógica interna, en su blockchain, que no afectó a otras criptomonedas, pero sí al sentimiento del mercado.

¿La suba de las motivó que algunos inversores que tomaron criptomonedas como reserva de valor, transfieran sus recursos a los bancos?

Cuando se suben las tasas, en especial las que tienen que ver con el dólar, por decisiones de la Reserva Federal, el costo de financiamiento de la deuda y demás se hace más caro. Es decir que hay una aversión al riesgo más grande y los inversores generalmente se van al dólar, a la liquidez. Esto no es particular en el ecosistema cripto, sino que tiene que ver con la situación macro a la que me refería.

¿Cómo impacta esta situación en nuestro país?

Argentina es un país con mucha adopción de criptomonedas, hay muchos usuarios, pero también tiene muchas empresas, fintech y desarrollo de startups que siguen construyendo en estos ciclos correctivos. Lo que está pasando, por un lado, es negativo en el sentimiento y en la liquidez que hay en el ecosistema. Por otro, da tiempo a seguir mejorando y construyendo.

Además de la situación macro, ¿cuánto tiene que ver el halving que se produce en bitcoin con el precio?

Bitcoin es la criptomoneda con más capitalización de mercado, tiene el 43% del total de liquidez que hay en activos criptográficos y el halving tiene que ver con recortar la recompensa. Es una cuestión programada. El software, recorta la recompensa a la mitad cada cuatro años. Hubo un halving en 2020, es decir que la oferta de bitcoin, por parte de los mineros, se recorta a la mitad. A la misma demanda, la lógica es que el precio suba, en comparación con el dólar. Hay otro halving en 2024, pero eso no es un fundamento para decir que el ecosistema corrigió en base a que falta mucho para el halving o cuestiones que tengan que ver con eso. Creo que el halving es propicio a que los precios suban, no que corrijan, que es el grado en que estamos hoy. Desde 2020 tuvimos subas de bitcoin, que recorrió desde los 3 mil a los 68 mil dólares, en un año y medio. Una suba increíble. Después ingresamos a una fase correctiva de todo ese impulso. Lo mismo pasó con ethereum, que pasó de los 80 dólares a los 5.700 dólares. Como todo mercado cíclico, después de la suba viene una corrección. El mercado va buscando precios y generando nueva información. Las decisiones de la Reserva Federal, algunas blockchain o criptomonedas que en el tiempo no logran cumplir su proyecto y caen, generan un sentimiento de mercado, también en los inversores. Entonces se va generando una profundidad en la corrección que busca un precio de soporte. Tuvimos un piso en el último mes de 17 mil dólares por bitcoin y en ethereum de 900 dólares. Luego vino un rebote de recuperación de 20% para bitcoin, que está en 21 mil dólares. Ethereum recuperó 40% y está en 1.200 dólares.

Algunos medios dicen que hay exchanges que congelaron el retiro de fondos. ¿Es verdad?

Sí, en principio, hubo problemas en Binance. Hay que entender que en el ecosistema tenemos wallet custodiales y wallet auto custodiales. Binance no deja de ser un banco en el cual, cuando hay crisis o pánico, puede que haya una alteración en su orden interno y bloqueen los retiros. Cuando tenemos criptomonedas, lo primero que debemos hacer es retirarlas a una wallet con nuestra llave privada, nuestro “poder de custodia”. Con eso nunca nadie nos va a poder prohibir retirar ni mover fondos.

¿Este “cripto invierno” va a ceder cuando EEUU controle su inflación?

Cité un par de fundamentos que para mí son muy relevantes. Siempre se habla de “sentimiento de mercado” porque es lo que genera que el inversor agregue o saque liquidez al sector. Entonces, la subida de interés, generalmente hace que el riesgo sea mayor en renta variable que en dólar. Cuando hay subida de tipos para poder contener la inflación, se hace el dólar más caro. La renta variable y los activos de riesgo, como las criptomonedas, dan muchos beneficios, pero por otro lado tienen correcciones profundas, del 70 u 80%, por ser activos de riesgo, innovadores y que todavía están en una curva de adopción muy temprana. Vamos a tener que esperar a septiembre, a ver qué dice la Reserva Federal con las nuevas políticas de tasas de interés que pueden generar nuevos sentimientos de mercado.

¿Qué pasa con la minería?

La minería, dentro de los criptoactivos, tiene un aspecto más conservador, porque cuando invertís en minería estás comprando un bien de capital o un bien de uso. Son bienes que cuando te querés ir, se pueden vender. En cambio, cuando una criptomoneda baja, quedás expuesto 100% al precio. También afecta cuando se va la liquidez, porque tenés dos variables fundamentales: la dificultad del minado y el precio. Hay dos precios muy importantes: el del activo, que vas a minar y el de la electricidad. La dificultad del minado, va aumentando a medida que ingresan nuevos participantes a la minería. Cuando baja el precio del activo y el de la electricidad sigue constante, se generan menos beneficios, porque si el precio del activo que se genera y se vende por dólares, baja, el rendimiento no es el mismo. Por eso, muchos mineros en el mundo están apagando sus máquinas, ya que el costo de la luz excede el beneficio. En Argentina el precio de la electricidad es barato en relación a otros países y los últimos en apagar las mineras son los que tienen la luz más barata. Hoy, las placas de video bajaron de precio, corrigió el activo, muchos mineros van a retirarse. Y cuántos menos participantes hay, la torta es más grande. En este momento, podemos estar ante una gran oportunidad de inversión en la criptominería.

Algunas empresas anuncian despidos. ¿Estábamos en una burbuja cripto y se pinchó?

La relación entre la corrección y los despidos, es directa. Cuando hay una corrección de mercado y la liquidez se va, lo lógico es empezar a recortar gastos y hacer más eficiente la organización. Esto es común en cualquier mercado. Van quedando los mejores proyectos o las empresas que mejor invirtieron y asignaron recursos durante el ciclo alcista. Eso hace que se descubra cuáles son los proyectos más rentables o mejor manejados y que los que se administraron mal o prometieron rendimientos que no son sostenibles en el tiempo, vayan a la quiebra o tengan que reasignar los recursos más eficientemente. En Argentina, un caso conocido es Lemon, que hoy está muy bien parado en términos de usuarios. Aprovecharon esta subida, tuvieron en poco tiempo mucha repercusión y actualmente están tomando gente y absorbiendo despedidos.

¿Cómo imaginás el futuro de las monedas digitales?

Estoy muy seguro de cómo se está consolidando el ecosistema. Esto limpia muchas empresas que en realidad son estafas, educa al inversor porque ve que el mercado es cíclico, que tiene que tener un plan para arriesgar. Esto hace que se quede la gente que está realmente interesada y que pueda crecer en base a un crecimiento sostenible. Es imposible que todo suba todo el tiempo. Cuando hay una baja, se retira el mero especulador y se queda el que tiene una idea de construir dentro, de generar servicios, bienes, que tengan que ver con el sector. Vamos a esperar el 2024, el halving de bitcoin. Es muy importante lo que va a pasar en estos dos años.

 

Fuente: Serindustria

Actualizado el