NOVEDADES EN LA ETIQUETA ENERGÉTICA DE ELECTRODOMÉSTICOS. Marzo de 2021

Asecener

El día 1 de marzo de 2021 será obligatorio que los electrodomésticos muestren la nueva etiqueta energética que incorpora una escala energética, con la información básica de consumo, unificadas por la Unión Europea, Reglamento UE 2017/1369.

La etiqueta energética existe desde 1992 y es una herramienta que permite a los consumidores comprender y comparar la eficiencia de los electrodomésticos y tomar, por tanto, la mejor decisión, tanto desde criterios sostenibles como económicos. Pero para que esa herramienta sea útil, debe ser simple, fácilmente comprensible, y eso es lo que pretende la nueva etiqueta energética. Aplica a frigoríficos, vinotecas, lavavajillas, lavadoras y secadoras, pantallas electrónicas, pantallas de TV y monitores y fuentes de iluminación son productos que tendrán una etiqueta energética nueva, revisada y actualizada en 2021; el nuevo etiquetado se aplica desde el 1 de marzo de 2021, mientras que la nueva etiqueta para las luces LED entrará en vigor el 1 de septiembre de 2021 y en el 2022 para aires acondicionados y secadoras.

Recuperamos la escala inicial de la “A” a la “G” y es obligatoria desde el 1 de marzo de 2021 en lavadoras, lava secadoras, frigoríficos o pantallas (televisores o monitores).

El objetivo es la simplificación y la transparencia, con una información más clara y comprensible. Promovido por la Unión Europea, la finalidad del cambio de etiquetado energético es aportar una información más clara y comprensible para el consumidor, para que perciban claramente cuál es la opción más eficiente. La nueva normativa también modifica el método de cálculo, por lo que no habrá una correspondencia directa con las etiquetas antiguas. Las novedades más destacadas son las siguientes:

  • Incluyen el código QR que los usuarios podrán escanear para obtener información adicional sobre el producto.
  • Los electrodomésticos más eficientes, es decir lo que se etiquetaban como clase A+++, quedarán asignados a la clase B, para dejar un espacio de mejora a la eficiencia energética de los nuevos productos o de clase A, que será la más eficiente, aunque quedará inicialmente desierta. Es decir, serán siete clases de la “A” a la “G” con una escala de color que va del verde oscuro para un producto altamente eficiente al rojo que será uno de baja eficiencia y alto consumo energético.
  • Dependiendo del electrodoméstico, las nuevas etiquetas energéticas además de informar del consumo eléctrico aportan datos sobre el agua utilizada por ciclo de lavado, la capacidad de almacenamiento, ruido, etc. Por ejemplo, los frigoríficos incluirán su consumo anual; los lavavajillas, lavadoras y lavasecadoras informan del consumo de 100 ciclos; respecto a los monitores y bombillas el consumo de se refiere a 1.000 horas de uso.

ASECENER considera que la unificación de criterios, incluso de manera visual, facilita la comprensión por parte del consumidor, que gana en transparencia e interpretación de la clasificación o codificación de la etiqueta, tanto sea para la compra de un electrodoméstico, de un inmueble o de un vehículo.

Calle San Bernardo, 64 - 4ª Planta - 28015 Madrid

Telf.: 91 274 62 97 y móvil: 618 467 899 - Mail: gerencia@asecener.com

Web: www.asecener.com ; Blog: Blog Asecener | Certificación en Eficiencia Energética

Actualizado el