Cómo trasladar los electrodomésticos en una mudanza


Cuando emprendemos una mudanza, aprovechamos para hacer limpieza general de todos los enseres que no utilizamos, que se han quedado anticuados o simplemente no queremos ya. Sin embargo los electrodomésticos es algo que en la mayoría de los casos siempre trasladamos de una vivienda a otra.

El transporte de electrodomésticos es una de las fases más complejas en una mudanza. Son elementos delicados, de grandes dimensiones y que precisan una protección diferente.

¿Sabes cómo se deberían viajar tus electrodomésticos en una mudanza? Desde Mudanzas MME te explicamos las claves.

Como ya supondrás, un electrodoméstico, se cataloga como objeto delicado y frágil, por lo que la recomendación principal para que pueda viajar con toda seguridad es embalarlo en su caja de original. Sin embargo, no siempre se conservan las cajas originales de todos los artilugios de la vivienda. En ese caso se tendrá que guardar el aparato, correctamente cubierto en papel de burbuja y en una caja ajustable a sus dimensiones.

Es primordial diferenciar con la palabra FRÁGIL la caja, con la finalidad de que los responsables de la mudanza sepan identificar que con esa caja hay que tener una mayor precaución.

Para proceder con el traslado de los electrodomésticos más pequeños, como pueden ser la batidora, la plancha… etc es aconsejable señalar que deben guardarse en cajas distintas. Ya que puede ocurrir que si mezclamos la batidora en la misma caja que la plancha podrían rayarse y por consiguiente estropearse.

La mudanza será más efectiva si cada pieza va resguardada de manera individual. Esto se menciona al aparato en sí, pero a los accesorios que contenga el electrodoméstico también. Los cuales tienen que ir en una bolsa o caja diferente.

Para transportar electrodomésticos como el frigorífico o la lavadora los procedimiento a llevar a cabo son los siguientes:

FRIGORIFICO

El transporte de la nevera es una de los procedimientos que se deben realizar con más atención, porque a parte de las grandes medidas, incluyen líquidos y otras substancias en su interior que podrían verterse y deteriorar el aparato. Primeramente, hay que solicitar ayuda, recomendable, a un experto en la materia de servicios de mudanzas, en traslado de muebles, etc. Así le asesorará y le guiará de cual es el procedimiento de traslado de su refrigerador.

Lo principal es descongelar completamente la nevera, por lo menos siete horas antes de trasladarlo. Seguidamente habrá que quitar todas las bandejas, baldas, cajones y demás partes extraíble de la nevera, y por último apagar la fuente de alimentación para desenchufar el cable.

Antes de introducirla en el porte, debe sujetar la/s puerta/s con una cuerda o cable para que no pueda abrirse y ocasionar golpes. Como consejo no emplee cinta adhesiva o similar, porque podría dañar el frigorífico o dejar restos. Teniendo todo listo, lo preferible a la hora de transportar la nevera es hacerlo de manera vertical y nunca horizontal.

LAVADORA

Este electrodoméstico cuenta con un sistema interno de agua. Por consiguiente, es apropiado no utilizar la lavadora 24 horas antes de su mudanza.

Otro procedimiento que se puede realizar antes de proceder a su traslado, es poner un programa de centrifugado, de esta forma todo el agua que pueda quedar en el sistema saldrá ¨ por su propio pie¨

Para evitar contratiempos en su traslado, aconsejamos que todos los cables y mangueras de la lavadora estén bien atados con cinta de PVC. En muchos casos las lavadoras cuentan en la parte posterior con un área destinada para guardarlos.

Para el tambor se puede emplear colchas; rellenandola para evitar que el cilindro de la lavadora rebote en el intervalo de la mudanza.

Desde Mudanzas MME contamos con toda la experiencia y el personal cualificado para proceder con el traslado de todos los enseres de tu vivienda.

Confiamos que estos consejos te hayan sido de gran ayuda.

Actualizado el