¿Cómo hacer una mudanza de empresa?

mudanzas

Emprender un proyecto de mudanza de una empresa puede ser un procedimiento un tanto complejo si no se tienen en cuenta una serie de elementos esenciales.

Cuando una empresa planea mudarse es fundamental una preparación previa, estudiar todas las capacidades que facilitarán que el proceso derive en victorioso, aminorando importes funcionales y perfeccionando espacios.

Un proyecto clave correctamente descrito consolida el triunfo en esta instancia decisiva, afianzando que nada se extravíe o se deteriore en el trayecto y que el primer día en la nueva oficina, todo esté en su sitio dispuesto a ser utilizado.

Recomendaciones a la hora de ejecutar la mudanza de una empresa

  • Escoge fecha de traslado: Mudarse de oficina implica suspender el trabajo de la compañía a lo largo unos días. Lo más apropiado es optar por una época del año en la que el sector empresarial tenga menos actividad.
  • Planifica con antelación tu mudanza: Una de los secretos para que la mudanza de la oficina sea infalible es que cada persona tenga unos conocimientos claros y concisos sobre qué debe hacer, en qué momento y de qué manera. Cada trabajador de la empresa debería saber cuál es su papel dentro de la mudanza.
  • Limpieza: Probablemente con el paso del tiempo se han amontonado en la oficina numerosos objetos y documentación que ya no reúnen ninguna finalidad. Documentos viejos, herramientas, maquinaria, materiales en definitiva que ya no son precisos y tan solo estan ocupando espacio y cogiendo polvo. Este es un estupendo momento para desprenderse de todo lo no se precisa...
  • Haz inventario: Es la manera más factible de tener rápidamente un control pleno de la mudanza.
  • Avisa a tus clientes y proveedores: Vas a cambiar la ubicación y hay que notificar la reorganización a todos los usuarios que tengan relación con la empresa. Como puede ser el caso de los proveedores, los clientes… Una de las maneras más rápidas y que no tenemos que pasar por alto es cambiar los datos de contacto en nuestra página web.
  • Analiza el nuevo espacio: Estar al tanto del nuevo área es fundamental para determinar las nuevas zonas de tarea, así como las de descanso, donde ubicamos los despachos o sencillamente donde estará la recepción. Si planteamos todas las áreas bien desde el principio evitaremos tener que realizar alguna que otra reforma a corto plazo.
  • Embalaje: Es primordial disponer de los materiales de buena calidad. Los muebles de grandes dimensiones y maquinaria en muchas circunstancias deben ser desmontados para que el transporte resulte más simple y rápido.
  • Desembalaje: Llega el momento de desembalar todos los objetos, ubicando las cajas en competencia de la planificación ejecutada previamente.

Confiamos que con estas sugerencias os sea más simple hacer la mudanza de vuestra oficina y sólo tengáis que estar pendientes de los propósitos empresariales que se presentan en este nuevo periodo.

En Mudanzas LaSeda estaremos encantados de atenderle y darle presupuesto personalizado. Nos ajustamos a sus necesidades.

No te lo pienses más y contacta con nosotros
Actualizado el