Cómo empaquetar la vajilla para la mudanza

Frágil

Llevar a cabo una mudanza es sinónimo de organización, cuidado y atención. Por eso hay que tener cierta prevención a la hora de empaquetar las pertenencias. Cada objeto tiene que tener un cuidado especial, ya que no es lo mismo organizar el traslado de la ropa, que el de la vajilla, la cristalería…, en definitiva los enseres más frágiles y delicados.

Por ello, vamos a explicar qué consejos implementar para envolver la vajilla en una mudanza sin que sufra ningún deterioro en el transporte de la misma.

Ya sea de porcelana, cristal de murano o algún otro material lo que más nos preocupa es que la vajilla llegue en perfectas condiciones después de los agitados días de mudanza.

Primeramente hemos de elegir una caja pequeña, sólida y fuerte ya que la vajilla suele ser pesada. Además, siempre soportará mejor el peso una caja más pequeña bien organizada que una grande, por lo que contamos con menos peligro de que se abra.

Elementos precisos para el empaquetado:

  • Papel de periódico
  • Cajas de cartón nuevas de diferentes tamaños
  • Separadores de aire o poliespan
  • Plástico de burbujas: Gracias a la capacidad de amortiguación que tiene, es ideal para nuestra mudanza

Introduce una cimiento en la caja para mitigar los choques. Esta base puede ser de diferentes materiales: papel de periódico, poliespan, o cualquier otro componente que nos elabore la misma función.

Seguidamente forramos cada parte en plástico de burbujas o papel y las ponemos de manera vertical en la caja hasta llenarla completamente. Una vez esté la caja completa tenemos que asegurar todos los huecos que queden entre la vajilla y la caja de cartón. Asi evitaremos el movimiento durante el traslado y están más seguras ante cualquier imprevisto. No hay que olvidar la parte de arriba, también será necesario rellenarlo y cubrirlo bien antes de cerrar la caja.

Al terminar todo este procedimiento, la caja ha de ser precintada adecuadamente y etiquetada. Es apropiado escribir la palabra “FRÁGIL” por todos los lados de la caja y dejarnos una nota con lo que contiene en el interior. Así en todo momento tendremos localizadas las cajas más delicadas en este proceso.

Si sigues estas observaciones, tu vajilla y tus enseres más delicados llegarán a su destino en el mismo estado que estaban. Tener la ayuda de una empresa de mudanzas especializada en mudanzas del hogar te evitará más que un dolor de cabeza, a parte de que lo dejarás en manos expertas, y tu tendrás más tiempo para ocuparte de otras tantas cosas que conlleva un traslado de domicilio.

En Mudanzas LaSeda nos cautivan las mudanzas y la organización de las cosas bien hechas

Actualizado el