Mudanzas y mascotas, ¿cómo les afecta?

asdfgdf

Las mudanzas no les gustan a nadie. No dudes que será una época complicada para tu can, al igual que para ti a la hora de organizarte con todo lo que debes de trasladar. Tu mascota necesitará cariño y afecto para sobrellevar tanto cambio.

Ten en cuenta que el cambio de casa es muy notorio para los animales de compañía y deben pasar por un proceso de adaptación, para el que requieren de nuestra ayuda y paciencia, al igual que la primera vez que comenzaron a formar parte de nuestra vida. Además, debemos comprender que para ellos, el lugar que dejan lo consideran su territorio y necesitarán mantener su rutina y hábitos en el nuevo destino para convertirlo en su nueva morada.

Sería absurdo pensar que lo mejor no es alejar a nuestro perro de todo el caos que supone una mudanza. Si vas a necesitar un camión de mudanzas, no olvides que eso conlleva que personas desconocidas entren en su territorio y comiencen a recoger aquello que consideran suyo. Una situación que puede provocar en él situaciones de estrés, ansiedad o nerviosismo. Pero si no te queda otra que tenerlo a tu lado, lo más ameno será que tenga algún tipo de entretenimiento que le sirva para ir familiarizándose con todo.

CÓMO ADAPTAR UN PERRO A TU NUEVA CASA

Una vez que ya te encuentres instalado, no tardes demasiado en incorporar tu nueva dirección o domicilio en su placa identificativa, puesto que si esta se extravía en el nuevo barrio, tus nuevos vecinos o aquellas personas que lo encuentren puedan traerlo de vuelta. E igual de importante será el de solicitar una cita con su nuevo veterinario, en el caso de que le corresponda uno nuevo debido al cambio de domicilio, ya sea para un examen general como para tener toda la documentación pertinente y al día.

Y como es lógico, deberás dedicar tiempo a enseñar a tu perro las reglas que desees que cumpla en la casa, a acomodar su espacio dentro en ella para que se sienta seguro, y a dar paseos con él para que se acostumbre a las nuevas rutas y que incluso conozca a nuevos «amigos y vecinos perrunos» del nuevo barrio. Será interesante que tanto tú como tu can vayáis conociendo el entorno de la nueva vivienda y aquellos parques y espacios a los que podéis ir juntos.

Al fin y al cabo lo ideal es que el animal recupere lo antes posible sus hábitos y rutinas que sirvan para completar lo más rápido posible su adaptación una vez que hayamos finalizado con la mudanza. Y lo mismo para sobrellevar ésta y que el proceso, que ya de por sí es pesado y laborioso, os afecte lo menos posible tanto a ti como a tu perro. Y juntos a comenzar esta ilusionante nueva etapa.

Actualizado el