Cómo sobrevivir a una mudanza en 5 pasos

cajas

Todos hemos pasado por alguna mudanza que otra, donde todo se te hace una montaña y no sabes ni por dónde empezar. En este artículo te vamos a dar unos sencillos consejos para sobrevivir a una mudanza en sólo 5 pasos.

PLANIFICA TU MUDANZA 2 SEMANAS ANTES

Lo primero que tienes que pensar es si contratas un servicio de mudanzas o harás el traslado por tu cuenta. Los dos tienen pros y contras. Si contratas un servicio de mudanzas no tendrás que preocuparte de buscar un medio de transporte donde te pueda caber todo ni de pedir ayuda a toda tu lista de contactos para poder transportar todas esas cajas, ya que la propia empresa se ocupa de todo eso. A nivel de precio, siempre te saldrá más barato hacerlo por tu cuenta, pero recuerda que a veces lo barato puede salir caro.

Una mudanza es el momento perfecto para deshacerte de todos aquellas cosas que su única utilidad actual es acumular polvo, de esta manera evitarás hacer una mudanza excesiva y volver a llevarte a tu nuevo hogar esos objetos que sabes que no utilizarás.

Antes de mudarte debes asegurarte de haber hecho el cambio de titular de los suministros y dado de alta los de tu nueva casa, no queremos tener que ducharnos con agua fría los primeros días.

HAZTE CON LAS CAJAS NECESARIAS PARA TU MUDANZA

Para hacer una mudanza necesitas una gran cantidad de cajas para mudanzas y a veces no sabemos de dónde podemos obtenerlas. Conseguirlas de supermercado te saldrá gratis pero suelen ser poco resistentes y no aguantar una mudanza. La opción más recomendable es comprar cajas de cartón especiales para mudanzas. Calcula la cantidad de objetos que tendrás que empaquetar en las cajas y compra las que necesites de cada medida y resistencia. Si no te quieres volver loco, una buena opción es comprar un pack de cajas de cartón para mudanza, que te incluye cajas de diferentes tipos y medidas, cintas adhesivas para cerrarlas, etiquetas para detallar su contenido su fragilidad y alguna bolsa de plástico para pequeños objetos como tornillos, y así evitar que se te pierdan en la inmensidad de las cajas.

Tip:
Para que puedas transportar con mayor facilidad las cajas de objetos pesados, como libros, guárdalos en cajas de cartón pequeñas, de esta manera te será mucho más fácil moverlas.

PROTEGE TUS OBJETOS CORRECTAMENTE PARA EVITAR DAÑOS

Con el fin de evitar daños en el contenido de las cajas durante el transporte, es aconsejable que protejas los objetos más susceptibles a ello con plástico de burbujas, cartón arrugado, espuma foam u otros rellenos para embalaje. Debes asegurarte que se rellenan completamente todos los huecos, de otra manera, podría dañarse el contenido.

ETIQUETA TODAS TUS CAJAS PARA SABER DÓNDE ENCONTRAR CADA COSA

Asegúrate de etiquetar todas tus cajas con el detalle de lo que contiene, para que cuando llegue el momento de desempaquetar no te vuelvas loco. Utiliza etiquetas adhesivas para las cajas que son más frágiles con adhesivos que lo indiquen, para que quien las transporte sepa que debe tener un especial cuidado con ellas. Si quieres transportar botellas u otros objetos en una dirección específica, haz lo mismo con las etiquetas específicas para garantizar una mudanza sin incidentes.

¡TENLO TODO CONTROLADO!

Consejos adicionales:

  • No llenes las cajas en su totalidad, deja un 20% de su capacidad vacía. Si las llenas hasta arriba es más fácil que se dañe el contenido de la caja.
  • Crea un kit de supervivencia: Crea una caja con productos de primera necesidad para poder utilizar lo básico mientras se hace el traslado, como un pijama, ropa, algo de comida, bebida, etc. Así te evitarás tener que ir abriendo y cerrando cajas o comprarte otros que lo sustituyan.
  • ¡Ármate de paciencia!
Actualizado el