Cómo hacer una mudanza fácil y sencilla

asd

Nerviosismo, agotamiento, contratiempos, desgana… son muchos los términos asociados a las mudanzas, y a pesar de que no suelen ser positivos, una mudanza suele conllevar un cambio, la satisfacción por una nueva vivienda, experimentar un nuevo área, hacer nuevas amistades en el vecindario…es una reorganización de vida y no tendríamos que dejar que algo como “empaquetar y desempaquetar” cajas estropeen el propósito de “comenzar un nuevo ciclo”.

La organización y la planificación son la clave fundamental para que nuestra mudanza salga en perfectas condiciones. Por ello sigue leyendo, te mostramos unos sencillos pasos para iniciar esta aventura de la manera más cómoda y ágil posible.

PREPARA LA MUDANZA CON TIEMPO

Nunca nos damos cuenta de todas las cosas que tenemos hasta que emprendemos una mudanza. En ese instante de mover todos nuestros enseres destapamos la multitud de objetos que disponemos. No obstante, no es tanto la abundancia sino su traslado, manipulación y coordinación hasta el nuevo punto de partida.

  • Clasifica y deshazte lo que no precises: Prepara las cosas de habitación en habitación y determina que te llevarás contigo. Deshazte de aquellas cosas que has ido almacenando y ya no utilizas o se han quedado obsoletas . Es un buen momento para regalar, donar o si no hay otra solución tirar.

    A su vez debes programar qué objetos van a precisar un empaquetado especial o si por el contrario necesitarás de un seguro para los complementos de valor.

  • Comparar empresas de mudanza: Dejar en manos de una empresa dedicada al sector de las mudanzas no indica abonar una gran cantidad de dinero. El laborioso empleo y sudor que acarrea una mudanza es equivalente a la inquietud que conlleva para otros. Una empresa específica está habilitada para toda clase de mudanzas,es decir, ceñidas a la medida de cada persona y con la atención personalizada precisa.
  • Lleva a cabo una limpieza en profundidad de tu nueva vivienda incluyendo ventanas, paredes, baños y servicios sanitarios antes de trasladar todo, así cuando llegues a tu nuevo hogar tan solo tengas que preocuparte de abrir las cajas y elegir la nueva ubicación.
  • Antes de comenzar con toda la preparación organiza un kit de supervivencia básico para unos días. Para quitar el estrés y nerviosismo que conlleva la mudanza, es aconsejable organizar algunas cosas de aseo y ropa para los días previos.
  • Empieza a embalar: Empaquetar primeramente las cosas que usas con menos asiduidad. No olvides que es preferible hacer las cosas poco a poco y con tiempo, y no de un día para otro. Así que procura comenzar a embalar con el tiempo idóneo. Es esencial etiquetar cada caja con su contenido y a ser posible indicar en qué lugar de la casa donde irá ubicado. Así será más sencillo tenerlo todo controlado cuando te pongas a desempaquetar. Las joyas o documentación relevante es mejor que lo traslades tú mismo.
  • Procura consumir toda la comida que tengas en el congelador o refrigerada, para que no se vaya a descomponer con la mudanza.

La mudanza por normal general es un trabajo agotador y de varios días incluso hasta semanas, pero aplicando estos consejos, seguro que será más llevadera.

Actualizado el