Aprovecha tu mudanza para hacer limpieza

Mudanza

Antes de que llegue la empresa de mudanzas que hemos contratado, lo normal es tener todo empaquetado y listo para el traslado. Para empaquetar menos cosas y, sobre todo, deshacernos de cosas que no usamos, podemos aprovechar la mudanza para hacer limpieza.

Aunque se la empresa de mudanza la que se encargue del empaquetado y transporte, podemos hacer limpieza para quitarnos de enmedio cosas inútiles o que ya no sirven.

Limpieza antes de la mudanza

Mudarse ya es lo suficientemente estresante como para cargar con cajas llenas de cosas inútiles de una vivienda a otra. Antes de empaquetar las cosas, vete tirando lo que no uses.

Si esperas hasta el último momento, todos esos objetos que están por toda tu casa sin razón terminarán en grandes bolsas de cosas al azar con destino a tu nuevo hogar.

Una de las cosas que puedes hacer es dedicar una hora al día a revisar todo lo que te sobra y hacer tres o cuatro cajas de cosas que sí que vas a querer llevarte. Puedes ir haciendo una estancia cada vez, así será más ordenado el traslado.

Veamos una serie de consejos para aprovechar a hacer limpieza antes de irte:

  • No te apegues a los objetos que te causan nostalgia: seguro que guardas muchas cosas por los recuerdos que te trae. Si realmente es algo importante lo usarías todos los días y no estaría guardado en un cajón. Este tipo de objetos son los más difíciles de dejar, pero también son los que más acumulamos.
  • Aprovecha para vivir sin exceso de juguetes: si tienes hijos seguramente hayas ido acumulando juguetes sin conocimiento. Puedes hacer que tus hijos elijan sus favoritos y ser tú la que elija para donar aquellos que ya ni usan.
  • Pretende que vives de una maleta: Muchas veces tenemos gran cantidad de ropa y acabamos usando siempre lo mismo. Cuando vayamos a mudarnos debemos dejar atrás toda aquella ropa que no nos hayamos puesto en el último año, como si viviéramos solo con una maleta.
  • Date un tiempo de descanso. Llevar a cabo el proceso de la mudanza es agotador tanto física como emocionalmente. Te drena la energía y puede parecer interminable. Por eso, cuando hayas trabajado más de 2 horas en organizar cajas y tirar cosas, descansa un poco, o acabarás tan cansado que no querrás mudarte.
  • Deja los utensilios de limpieza a la mano. Una vez que logres meter todas tus posesiones en cajas y que el camión llegue por ellas junto con tus muebles, las cosas de limpieza te serán básicas para deshacerte de todo el polvo y dejar la casa limpia para tus últimos días allí.
Actualizado el